TURISMO

El atractivo del turismo rural en Córdoba

Cada vez más repetidores y con mayor frecuencia. El turismo rural se acerca a las cifras de prepandemia con una oferta cada vez más veraniega y que en la provincia sigue creciendo por la riqueza que ofrecen los municipios, una desarrollada oferta de alojamientos y grandes atractivos durante todo el año

En la comarca de Los Pedroches existe una creciente oferta para impulsar el turismo rural. En la imagen, Villanueva del Duque.

En la comarca de Los Pedroches existe una creciente oferta para impulsar el turismo rural. En la imagen, Villanueva del Duque. / Rafa Sanchez

David Cabello

Durante años ha sido la pregunta recurrente para definir qué tipo de vacaciones deseabas disfrutar: ¿Playa o montaña? Definía dos modalidades incompatibles que eran protagonistas hasta de anuncios de cremas depilatorias. Dos categorías que marcaban el contenido de tu maleta y un modelo de turismo antagónico que poco a poco se va equilibrando.

Cuando en la década de 1960 se miró al turismo como fuente de ingreso de divisas era el turismo de sol y playa el que marcaba la locomotora económica del sector y atraía divisas al país. Decenas de años después el campo también es turismo y a él miramos para disfrutar de sus beneficios saludables con más intensidad, si cabe, cuando las aglomeraciones supusieron un peligro añadido en la reciente pandemia en vías de olvido y aún por superar de forma definitiva.

En cuanto a cifras globales en España, la crisis del covid-19 siguió teniendo su peso en 2021 a la hora de apostar por el turismo de naturaleza, si bien mucho menos que en 2020 y, aunque no se sitúa aún en cifras prepandemia (44%), la evolución desde 2020 ha supuesto un incremento del 5% para fijarlo en el 40,9% del sector en el año pasado.

La estancia media de Córdoba es de 4,71 días en agosto y 2,33 en diciembre

En lo que se refiere a la provincia de Córdoba, los datos prepandemia y postpandemia son similares. Si bien en lo que llevamos de año 2022 (datos hasta septiembre) la cifra de pernoctaciones se va acercando a las cifras de 2019 para las mismas fechas, aún quedan lejos de las 95.140 pernoctaciones. La media de pernoctaciones sí se elevó con respecto a 2021 (2,38 días de media frente a los 2,86 de este 2022), aunque se quedó lejos con 79.689 noches. Observando más en detalle la evolución de los últimos años deberemos tomar nota para mantener la oferta y no vernos superados por otros destinos rurales. En 2019 se recibió a 34.579 viajeros entre enero y septiembre en los alojamientos rurales de la provincia, cifra que cayó en 2000 por el covid a 22.299 personas, mientras que en 2021 ascendió a 22.350. En los primeros nueve meses del año se han alojado 25.596 viajeros.

Sin embargo, las pernoctaciones, habiendo descendido en 2021 con 63.327, se han recuperado hasta casi las 80.000. 

Crecimiento en verano

Según los últimos datos del turismo rural en Córdoba, las mayores estancias en los alojamientos de turismo rural se producen en verano, lejos de la impresión generalizada de que es en primavera o Navidad cuando los alojamientos de la provincia incrementan su ocupación. La media de días que cada viajero disfruta de nuestra oferta rural es de 4,71 días en agosto, por los 2,33 de diciembre.

Hornachuelos: la provincia ofrece una amplia oferta para el turismo rural, con parques multiaventuras, senderismo y bellos municipios.

Hornachuelos: la provincia ofrece una amplia oferta para el turismo rural, con parques multiaventuras, senderismo y bellos municipios. / A. J. GONZÁLEZ

En España, igualmente, el 72% de los viajeros rurales encuestados han practicado turismo rural entre los meses de junio y septiembre del pasado año. Respecto al año precedente, este dato ha crecido hasta 16 puntos porcentuales. Esto supone una consolidación del turismo rural como una de las opciones clave para disfrutar de las principales vacaciones del año como las estivales.

Mujer organizadora

Según los datos del Observatorio del Turismo Rural, el perfil tipo del viajero rural es una mujer, y con una edad principalmente de entre 40 y 64 años. En la gestión de las escapadas de turismo rural, la mujer tiene un papel preponderante. Según este organismo, el 70% de las escapadas rurales están organizadas por mujeres quienes se encargan de la gestión y la reserva del alojamiento.

Además de la socialización, la posible oferta cultural, medioambiental y gastronómica, se está abriendo camino otro servicio que se está imponiendo como fundamental para muchos turistas a la hora de decidir su destino: la posibilidad de teletrabajar. A finales de 2020 los propietarios de alojamientos rurales ya empezaron a plantearse la opción de alargar las estancias en sus casas, a petición de aquellos trabajadores que pedían un entorno rural para teletrabajar. Según los últimos datos del turismo rural en España, el teletrabajo empieza, de manera incipiente, a ser una tendencia dentro del sector del turismo rural.

El 70% de las escapadas rurales están organizadas por mujeres

El turismo rural sigue creciendo, recuperando rápidamente los valores prepandémicos y se acentúan más aún las motivaciones de esta opción de turismo, aunque con algunos cambios que marcarán la tendencia del sector: las opciones al aire libre, los impactos publicitarios recibidos por las organizadoras del viaje, mayoritariamente mujeres, y la creciente repetición de viajeros que ya han experimentado más de 3 veces al año los beneficios del turismo rural, lo que deja a la provincia de Córdoba en la rampa de salida para protagonizar una oferta turística rural cada vez más demandada. Entre las incógnitas, conocer cómo se cierran los datos del 2022 y cómo ha afectado la inflación al sector y sus visitantes.

Oferta rural en alza

La potenciación por parte de amplios sectores del sector turístico de la ruta mozárabe debe ser un polo de atracción para aumentar la oferta turística rural de la provincia. Enlazar la que fue capital de Al-Ándalus con uno de los principales lugares de peregrinación de la cristiandad a través de la Vía de la Plata es una opción cada vez más en alza. El Camino Mozárabe andaluz parte de diferentes puntos de la comunidad (Almería, Granada, Jaén o Málaga), pero confluye en la provincia de Córdoba desde Baena, para finalizar en la Ermita de la Antigua, en la romana ciudad de Mérida, donde se continuará camino tras las flechas amarillas que nos lleven a la ciudad del apóstol Santiago.

Los parques naturales deben marcar también el relanzamiento del turismo rural cordobés. Auténticos paraísos naturales como el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, con 60.032 hectáreas y su exquisito bosque mediterráneo y su oferta en escalada, piragüismo, montañismo, esquí acuático o vuelo en globo es una de nuestras principales ofertas de turismo rural. El Parque Natural de la Subbética, entre Zuheros y Luque, aúna manantiales y ríos de extrema belleza con la pesca o el piragüismo en el pantano de Iznájar y el ecomuseo arqueológico de la Cueva de los Murciélagos, entre su amplia oferta. El Parque Natural de Cardeña y Montoro ofrece 38.442 hectáreas repletas de encinares que albergan una maravillosa representación de fauna ibérica, con el lince ibérico o la nutria en la orilla del río Yeguas. Esta magnífica oferta natural se cierra en el sur de la provincia con los humedales de la Reserva Natural Lagunas del Sur, donde las aves migratorias hibernan y crean sus nidos y acoge a numerosos flamencos y grullas de las que podemos disfrutar observándolas en la Laguna de Zoñar.

Municipios como Priego, Montoro o las localidades que salpican Los Pedroches son motivos más que sobrados para tener a Córdoba como un destino turístico rural de primer orden, para disfrutar de las vías verdes en la provincia con más kilómetros de Andalucía en esta oferta para los senderistas o el Barroco de Priego de Córdoba auténtica joya del siglo XVIII.

Además de la oferta turística más conocida, la provincia esconde tesoros que sorprenderán a cada viajero: el Parque Periurbano Los Cabezos, en Palma del Río, ofrece rutas para practicar senderismo que se compaginan con las tradicionales actividades al aire libre, el paraje de Valdearenas en Iznájar con sus actividades acuáticas fácilmente accesibles, el Peñón de Peñarroya-Pueblonuevo muestra sus espectaculares vistas y el poso histórico de la Guerra Civil, el jardín Micológico La Trufa en Priego, los baños de Popea, en Trassierra, o la Sierra de Aras, en Lucena, son algunos de los muchos rincones que guarda aún la provincia para todos los que se quieran acercar a ella.