La Guardia Civil descubre por el fuerte olor una plantación de marihuana en Priego. Pese a que el sistema de ventilación del invernadero contaba con un extractor y dos filtros de carbono anti-olores, los efluvios de las plantas llegaron al exterior levantando las sospechas de los agentes.

La plantación se ubicaba en Zagrilla Baja, una aldea de Priego de Córdoba, y tras ser desmantelada la Guardia Civil investiga a un hombre y a una mujer de 33 y 29 años de edad respectivamente, como presuntos autores de un delito de contra la salud pública, por cultivo y elaboración de marihuana.

El olor de las plantas levantó las primeras sospechas

Según informa la Guardia Civil, los agentes detectaron durante un servicio de seguridad ciudadana desarrollado por el interior de Zagrilla Baja, población de Priego de Córdoba, un fuerte olor a marihuana, lo que hizo sospechar que en las inmediaciones pudiera ocultarse una plantación de marihuana.

La inspección practicada en la zona permitió localizar un invernadero, ubicado en una propiedad privada, cercada en todo su perímetro, donde al parecer se incrementaba el fuerte olor, pudiendo comprobar que el interior del mismo albergaba plantas de cannabis.

La plantación desmantelada por la Guardia Civil en la aldea Zagrilla Baja de Priego estaba compuesta por 83 plantas en avanzado estado de crecimiento. CÓRDOBA

83 plantas de dos metros de altura

Ante ello y tras localizar a los titulares de la propiedad, se procedió al registro de la misma, localizando en su interior una plantación de marihuana, compuesta por 83 plantas en avanzado estado de crecimiento, de unos dos metros de altura, que fueron desmanteladas. La plantación estaba dotada de un sistema de riego por goteo y un sistema de ventilación compuesto por un extractor y dos filtros de carbono anti-olores

Las plantas intervenidas tras su pesaje arrojaron un peso de 28 Kilogramos. Investigados, droga y diligencias instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.