Kiosco

Diario Córdoba

EL PERIODO DE EXPOSICIÓN PÚBLICA CONCLUYE EL MARTES

La ordenanza de la sequía de la Diputación de Córdoba entra en vigor el próximo miércoles

Ningún ayuntamiento ha presentado alegaciones a la propuesta del equipo de Gobierno provincial

La escasez de recursos hidrícos en la provincia ha provocado la publicación de la ordenanza sobre la sequía de la Diputación de Córdoba. FRANCISCO GONZALEZ

El próximo martes, día 20 de septiembre, concluye el periodo de exposición pública de la ordenanza sobre la sequía redactada por la Diputación Provincial, por medio de Emproacsa, para promover medidas tendentes a garantizar un uso responsable del agua en la provincia.

Una vez concluido dicho periodo, la ordenanza entra en vigor automáticamente, el día 21, de no haberse registrado ninguna alegación por parte de los ayuntamientos. Hasta el momento, según han informado a este periódico fuentes de la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba, no se ha recibido ninguna alegación al texto presentado, por lo que las medidas propuestas serán de obligado cumplimiento a partir del miércoles día 21 de septiembre.

De ese modo, y dado que las lluvias siguen sin aparecer en la proporción que sería deseable en la provincia, por lo que la escasez de recursos hídricos va en aumento, a partir de ese momento todos los ayuntamientos deben cumplir con lo estipulado en la ordenanza. El presidente de Emproacasa, Esteban Morales, ha destacado a este periódico «la necesidad de concienciar a la ciudadanía del ahorro del consumo de agua, porque ese es el fin principal de esta ordenanza».

En la misma se recogen actuaciones de concienciación y otro tipo de medidas disuasorias para evitar el consumo excesivo de agua.

Entre las medidas más llamativas figura la de poder cortar el suministro durante 24 horas a los ciudadanos que se excedan en el gasto de agua, instalar telecontadores a los grandes consumidores (los que gastan más de 500 metros cúbicos al mes). Además, se proponen sanciones o recargos a aquellos usuarios, empresas o entidades que superen el volumen de agua asignado a su grupo de facturación. Así, los recargos fijados van desde el 50% más caro el litro de agua consumido en cada trimestre por encima del grupo al que se pertenezca, hasta el 100% sobre cada litro en los casos de grandes consumidores.

También concede la ordenanza a Emproacsa la potestad de restringir algunas dotaciones, de acuerdo con los ayuntamientos, para usos como riego de jardines, llenados de piscinas, baldeo de calles o limpieza de vehículos. La ordenanza recoge la elaboración de un censo de piscinas. 

Compartir el artículo

stats