Kiosco

Diario Córdoba

Festividad de la Asunción del calendario juliano

La Arquitectura del Sol de Bujalance, un deleite para los sentidos

Decenas de personas presencian el 'milagro de la luz', por el que el sol se alinea al amanecer con la nave central de la parroquia de la Asunción

Los senderistas, en el cortijo de Salvanés tras presenciar el "milagro de la luz". ESCAMILLA

Bujalance ha vivido este fin de semana unas interesantes jornadas culturales en las que el sol ha sido el elemento fundamental junto al rico patrimonio arquitectónico. Las jornadas Bujalance y la Arquitectura del Sol, organizadas por la concejalía de Turismo del Ayuntamiento con la colaboración de Comparte Patrimonio y ABEC, que han permitido disfrutar una vez más del conocido como "Milagro de la Luz" en la celebración del día de la Asunción del calendario juliano. Un gran acontecimiento y fenómeno cultural y turístico que ha reunido a numerosas personas, de Bujalance y venidas de la comarca, de Córdoba y de las provincias cercanas, para presenciarlo.

La Arquitectura del Sol es un interesante y original producto turístico de la provincia de Córdoba y del Valle del Guadalquivir, que pone en valor el singular patrimonio de la arquitectura religiosa y en el que se interconectan las visitas guiadas para grupos organizados con el resto de elementos de la oferta turística bujalanceña como hostelería, gastronomía, cultura o fiestas. 

Las actividades dieron comienzo el pasado viernes con la Ruta de Astroturismo para la interpretación de las estrellas, que partió del castillo alcazaba. El sábado, este mismo lugar acogió el Festival I Love 90's, donde los amantes de la música pudieron disfrutar de las mejores canciones de la década, acompañados de pescaíto frito.

Participantes en la recreación, con el sol al fondo. ESCAMILLA

La jornada de este domingo comenzó bien temprano. Gran cantidad de personas madrugaron para reunirse en el Castillo Alcazaba a las 5.45 horas. Tras la introducción a la arquitectura del sol a cargo del concejal de Turismo, José Luis Martínez, todos los asistentes comenzaron el "senderismo al amanecer", hasta llegar al cortijo de Salvanés, para ver desde algunos kilómetros ese amanecer y la salida del sol, alineado con la nave central de la parroquia de la Asunción, la Catedral de la Campiña, con su torre inclinada.

Singularidad arquitectónica

Coincidiendo con la onomástica de la Asunción en el calendario juliano del siglo XVI, el sol sale siempre por ese punto geográfico, que coincide con el templo mayor bujalanceño. Este acontecimiento, que se repite cada año, viene a demostrar que la arquitectura religiosa de Bujalance presenta la singularidad de orientar el eje principal de las naves de sus iglesias al lugar exacto del horizonte local por donde sale o se pone el sol en la onomástica de la Virgen o del santo titular. La Asunción, San Francisco, o San Juan de Dios son ejemplos de ello.

La segunda característica es el uso, en las proporciones de los edificios y sus emplazamientos relativos, del número de Dios, el número áureo o la Divina Proporción y la raíz cuadrada de dos, los dos números irracionales que encontramos en los sólidos platónicos y en las teorías de la quintaesencia. 

Esto se debe a que en Bujalance hubo una enigmática escuela singular y única del pensamiento, donde el santo de la advocación procuraría la bendición de los fieles y guía para las almas de los difuntos en su escala al cielo. Así que existe un maravilloso legado cultural que muestra una visión del mundo a la par sorprendente y sobrecogedora. Todos los participantes de estas jornadas se han podido acercar a la mirada de la enigmática escuela de pensamiento que inspiró la singular arquitectura religiosa de Bujalance y que ha dejado estos "poemas de luz y piedra".

Recreación en el entorno del cortijo de Salvanés. ESCAMILLA

El momento cumbre de la jornada comenzó con la recreación de la alineación del eje de la Catedral de la Campiña con el sol, que culminó con la salida del sol alineada con el templo y la torre bujalaceños. Todos los asistentes lo pudieron contemplar, admirados por la belleza del momento, que apenas dura unos minutos. 

Tras finalizar se inició el regreso al casco urbano, a la Plaza Mayor, donde todos los asistentes degustaron el tradicional desayuno molinero. 

Grupo de participantes, ante la iglesia de la Asunción.

Más tarde tuvo lugar la ruta guiada por el corazón de la campiña cordobesa, que atesora un conjunto de arquitectura religiosa y civil erigido entre los siglos XVI y XVIII en el que destacan la Catedral de la Campiña, la Capilla de San Juan de Dios, la parroquia de San Francisco y la Casa de los Ramírez, donde se pudo visitar el búnker construido en la Guerra Civil. 

El concejal de Cultura, José Luis Martínez, agradeció a todos los colaboradores y participantes en estas jornadas y emplazó a bujalanceños y visitantes a participar en las próximas, en octubre, con motivo de la festividad de San Francisco, para continuar descubriendo la historia que ha permanecido oculta durante siglos y que ahora sale a la luz a través del novedoso proyecto de la Arquitectura del Sol.

Compartir el artículo

stats