Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

Economía baja en carbono

El 37% del alumbrado público de los pueblos ya es eficiente

De los 56 proyectos de sustitución de luminarias tradicionales por led aprobados, hay 32 realizados | El gasto energético se reducirá en un 63% cuando todos los planes estén completados

Villaviciosa es uno de los municipios donde se han renovado luminarias. CÓRDOBA

El 37% del alumbrado público de la provincia de Córdoba es eficiente, al contabilizarse un total de 41.909 luminarias bajas en consumo de las 110.094 existentes. Además, según los datos a los que ha tenido acceso a este periódico, en julio del próximo año el 53% de las luminarias instaladas en los municipios cordobeses funcionará bajo tecnología led. Dejando fuera Córdoba capital, en la provincia hay repartidas un total de 110.094 luminarias, según las cifras facilitadas por la Diputación de Córdoba. Antes de que empezaran a aplicarse políticas de economía baja en carbono, en torno a los años 2011 y 2012, en Córdoba había 24.909 farolas led. A estas hay que sumarles todas aquellas que se han puesto en marcha dentro de los proyectos singulares Feder, que favorecen el tránsito a una economía baja en carbono.

En total hay 134 proyectos para la provincia que tienen como objetivo sustituir el alumbrado público tradicional por otro mucho más eficiente y que están dotados con un presupuesto de más de 18 millones de euros. De esos 134 proyectos, ya hay aprobados 56, 32 de ellos terminados y recepcionados. Entre estos últimos destacan los de Aguilar de la Frontera, con casi 2.000 luminarias led nuevas; Santaella, con más de 1.200, o Montoro, con cerca de 900. También es destacado que de esos 56 proyectos aprobados, en nueve municipios se ejecuta ya la segunda fase de adaptación. Es el caso de Pozoblanco, Nueva Carteya, La Rambla, Posadas, Fernán Núñez, Obejo, Peñarroya-Pueblonuevo, Aguilar de la Frontera y Dos Torres.

Ahorro

Ese tránsito a una economía baja en carbono tiene varias ventajas: por un lado, se dejan de emitir toneladas y toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, al tiempo que también se reduce considerablemente la factura energética. Según indicó en su momento la responsable del Área de Asistencia Económica con los Municipios de la Diputación, Dolores Amo, la inversión que se realiza en este tipo de políticas desemboca en un ahorro para las arcas de las administraciones. Un ahorro, además, que no tarda en llegar. Amo aseguró que la recuperación de la inversión inicial llega entre siete y nueve meses después y en algunos casos, mucho antes. Por ejemplo, Dos Torres o Valsequillo se ahorran desde hace meses 18.893 y 12.354 euros anuales, respectivamente, y eso solo un mes después de haber invertido en el cambio de farolas.

Esa inversión está sustentada en gran parte por la Unión Europea. En los más de 30 proyectos de actualización de alumbrado público ya ejecutado, presupuestados en más de seis millones de euros y que han servido para renovar 17.000 luminarias, la financiación corrió a cargo de la Unión Europea en un 80%, mientras que un 12% lo puso la Diputación y lo que resta lo soportaron las propias entidades locales.

El citado ahorro energético será mucho mayor cuando los proyectos vayan concluyendo, teniendo en cuenta que el cambio a led provoca un descenso del consumo energético de entre un 48 y un 78%.

En el caso de los 56 proyectos ya aprobados para la provincia, la caída del gasto energético será de un 63%, dejándose de consumir 10.670.592,8 kilovatios a la hora (kWh). El efecto que tendrá para el medio ambiente no es baladí, ya que, según los cálculos realizados por la institución provincial, cuando estén en funcionamiento esos casi 60 cambios de alumbrado se dejarán de emitir a la atmósfera 5.694,08 toneladas de dióxido de carbono al año.

El Gobierno pide más eficiencia

El plan de choque energético aboga por un alumbrado sostenido en alternativas eficientes

Hace casi un mes que entró en vigor el real decreto ley de medidas de ahorro, eficiencia energética y de reducción de la dependencia energética del gas natural. Dicho plan de choque, además de establecer una serie de normas, como la famosa obligatoriedad de subir el aire acondicionado a 27 grados, también recoge la necesidad de caminar hacia medidas más eficientes desde el punto de vista energético. En su artículo 30, referido a las actuaciones que deben realizar las administraciones públicas, se habla de los contratos de obras, suministros o servicios que realizan las entidades asiduamente y que tienen que ver con la mejora energética de sus edificios. El real decreto ley recuerda que dentro de ese concepto de mejora energética se encuentra «la sustitución de sistemas de alumbrado interior o exterior por alternativas más eficientes», como son todos los ejemplos de los proyectos aplicados en los distintos municipios de la provincia de Córdoba.

Pero invertir en luces led no es lo único que pueden hacer las administraciones en este sentido. Ese citado plan de choque también explica que la mejora energética puede venir de la instalación de sistemas de generación de energía eléctrica de fuentes renovables para autoconsumo o la sustitución de sistemas o equipos de climatización o de producción de agua caliente sanitaria por sistemas o equipos que utilicen exclusivamente fuentes de energía renovable.

Otra medida bastante comentada y que sí tiene que ver con el alumbrado ha sido la imposición de que los escaparates y el alumbrado de edificios públicos se apaguen a las 22.00 horas. 


Compartir el artículo

stats