Absoluta satisfacción en el Ayuntamiento de Lucena por el desarrollo del programa de ludotecas de verano. La asistencia ha superado los 1.300 menores, desde los cuatro años, una de las novedades en este período estival.

Una fiesta final en el colegio El Prado, con música, baile y animación, significaba ayer la clausura.

La inversión municipal ha alcanzado los 33.000 euros y la sobresaliente acogida emplaza al Consistorio a articular fórmulas para ampliar las plazas. Desde Servicios Sociales se estudia establecer una cuarta sede e incrementar la nómina de monitores, fijada, actualmente, en 16. 

A la jornada de cierre acudían la treintena de inscritos en una ludoteca para niños con necesidades específicas ya estable. El Consistorio ha dotado, en este verano, con 11.000 euros a esta alternativa y, a final de mes, abre el plazo de solicitudes para el ciclo escolar.