Kiosco

Diario Córdoba

LA OBRA FORMA PARTE DEL REAL DECRETO LEY DE SEQUÍA

La CHG expropiará terreno para las obras de bombeo de agua al Martín Gonzalo

El proyecto plantea seis actuaciones, entre las que se encuentra la reparación de las fisuras detectadas

Imagen de archivo de la presa del Martín Gonzalo. CASAVI

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha iniciado el periodo de información pública de quince días para iniciar el expediente de expropiación forzosa de suelo privado de 2.500 metros cuadrados para llevar a cabo las obras de emergencia de bombeo desde el río Guadalquivir hasta el pantano del Martín Gonzalo, con el objetivo de garantizar el abastecimiento de agua potable a la comarca del Alto Guadalquivir. Esta iniciativa está enmarcada dentro de la actuación de emergencia por el Real Decreto Ley de Sequía.

Esta información ha sido publicada por el Boletín Oficial de la Provincia, y se trata de un proyecto puesto en marcha la CHG con el objetivo de adoptar medidas urgentes de apoyo al sector agrario por causa de la sequía.

El Sistema del Martín Gonzalo abastece de agua a la zona oriental de la provincia de Córdoba, integrada por 8 municipios y 3 entidades locales menores con una población de 44.200 habitantes, abastecida desde la ETAP de Montoro con una demanda anual de 4,2 hectómetros cúbicos, teniendo como único punto de suministro el Embalse de Martín Gonzalo.

El objeto de dichas obras es habilitar un punto de suministro alternativo para el sistema de abastecimiento, desde el río Guadalquivir, y reducir así las pérdidas técnicas y mejorar la toma de la presa de Martín Gonzalo. Se plantea la ejecución de seis actuaciones: Toma del río Guadalquivir, con 3 bombas sumergibles de 22 kilovatios para caudal de 300 metros cúbicos y elevación a 22 metros; bombeo de segunda etapa, con 3 bombas centrífugas de 110 kilovatios para 300 metros cúbicos/hora y elevados a 110 metros, y depósitos de 600 metros cúbicos; rehabilitación de conducción existente, sustituyendo sus válvulas; pretratamiento en ETAP, incluyendo nuevo depósito de 7.500 metros cúbicos e instalación para dosificación de reactivos; reducción de pérdidas técnicas en el embalse del Martín Gonzalo, reparando las fisuras detectadas en la pantalla e instalando un circuito de reparación de las filtraciones, y, por último, toma flotante en el embalse de Martín Gonzalo, con dos bombas sumergibles de 30 kilovatios para 300 metros cúbicos por hora y elevación a 30 metros de altura.

Los trabajos se ejecutarán principalmente dentro de las instalaciones de la ETAP de Montoro, de la presa y embalse de Martín Gonzalo, de la zona de dominio público hidráulico del río Guadalquivir, y de la servidumbre de acueducto de las conducciones de Emproacsa.

Desde su construcción, este embalse ha tenido fisuras. Concretamente, en el año 1987, hace ya 35 años, fue localizada una de las grietas al descender el nivel del embalse en más de tres millones de metros cúbicos. 

La segunda fisura apareció en la pantalla asfáltica del embalse, que se encontraba a dos metros por debajo de la primera detectada. Esa segunda fisura es la que sigue tirando agua al arroyo Martín Gonzalo, que desemboca en el río Guadalquivir. Actualmente sigue perdiendo agua, lo que preocupa a las autoridades locales.

Compartir el artículo

stats