Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Un espacio de ocio muy saludable en Palma del Río

La asociación Guadalquivir gestiona una escuela de verano de garantía alimentaria

Actividades que se desarrollan en el CEIP Ferrobús. A. P. G.

Un total de 75 niños, de entre 3 y 14 años, participan en una escuela de verano «muy particular». Particular por ser un espacio dedicado a la salud, con el fin de garantizar una alimentación saludable y equilibrada, un ocio sano y actividades de refuerzo educativo con herramientas y metodología que no olvidan mirar al medioambiente, la seguridad, la igualdad, la multiculturalidad, la creatividad, el deporte, el baile, las visitas al patrimonio y los baños en la piscina municipal.

La asociación palmeña Guadalquivir organiza esta escuela de verano solidario que se acoge a la línea de subvenciones del programa de Garantía Alimentaria de Andalucía, correpondiente a la Consejería de Igualdad, Políticas sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía.

Guadalquivir recibe una subvención de 31.360 euros, la asociación aporta 2.840 euros y el Ayuntamiento colabora con los baños en la piscina, además del transporte a la zona polideportiva y la limpieza del CEIP Ferrobus, colegio donde se desarrolla desde hace años esta experiencia que se viene ofertando desde el año 2013.

Desde Guadalquivir explican que, tras el objetivo de garantizar una alimentación en temporada estival, no lectiva, con tres comidas al día: desayuno, almuerzo y merienda para llevar; se trabaja con menores en situación o riesgo de exclusión social con actividades socioeducativas que favorecen la inclusión. Se trata de una combinación de educación, ocio, valores y alimentación.

En este capítulo, cuentan con firmas de Palma y la zona que garantizan platos equilibrados, y un menú variado y saludable. La alimentación también se aborda dando a conocer a los pequeños la pirámide de nutrición alimentaria.

Hasta el próximo 26 de agosto, seguirán abiertas las puertas del Ferrobús a esta iniciativa solidaria, que ha superado las 75 plazas y que cada verano es un éxito porque «se aprende jugando y porque aprender es divertido».

Compartir el artículo

stats