Tras la firma, este miércoles, del documento de adquisición por parte del Consistorio prieguense de las 49 participaciones que el socio privado tenía hasta la fecha en la empresa mixta encargada de la gestión del ciclo integral del agua en la localidad, el grupo municipal del PSOE, emitía un escrito en el que argumentaban las razones por las que votaron no a un acuerdo que consideran perjudicial para Priego, “ya que los vecinos pagarán más por el agua y la empresa municipal será inviable”.

En dicho escrito, el PSOE indica que han trabajado y defendido, “una remunicipalización transparente del servicio del agua para volver a tener una gestión pública municipal”, añadiendo que, desde hace dos años, “hemos estado alertando de forma continua, pleno tras pleno, de que las cosas no se estaban haciendo bien, pero al PP de María Luisa Ceballos le ha dado igual y el cambio de modelo que han realizado es un gran engaño”.

Para llegar a esta conclusión, el PSOE afirma que los vecinos de Priego, “van a pagar hasta un 35% más en sus recibos, por servicios como la depuración debido a las tasas que ha aprobado el PP y que el PSOE votó en contra por considerarlas desorbitadas y abusivas”.

Igualmente, desde el grupo socialista se afirma que el gran beneficiado de este pacto es el, hasta ayer, socio privado, FCC Aqualia, al que según el PSOE, “se le ha pagado más de lo que le correspondía”, haciendo alusión a conceptos como una indemnización por pérdida de cuota de mercado y dividendos no percibidos durante los años que quedaban de contrato hasta 2037, “cifra calculada en 2018, por lo que el importe a pagar debería ser sustancialmente menor, casi medio millón de euros menos ya que estamos en 2022”.

Igualmente, desde el PSOE se insiste en que las memorias y el plan de viabilidad, “están plagados de datos irreales e inexactos por lo que, a pesar de la subida desorbitada de tarifas, la empresa no será viable”. En este sentido, los socialistas hacen alusión a que el Ayuntamiento, “tendrá que hacer elevadas inyecciones de dinero en los próximos años o volver a subir más las tarifas para poder mantenerla a flote, por lo que terminaremos pagando todos los vecinos”.

El escrito del PSOE también recoge que hay una pérdida de un 44% de agua de la red, no apareciendo ni en las memorias ni en el plan de viabilidad ninguna propuesta de mejora de infraestructuras para reducir dichas pérdidas, máxime en un período de sequía como el que estamos atravesando.

Por último, el PSOE pone de relieve que, “en el acuerdo de compra, el Ayuntamiento se comprometía a avalar el préstamo que aguas de priego tiene con FCC Aqualia con un 70%, pero tal y como advertimos en el Pleno, los datos no cuadran y por ello votamos en contra”, concluyendo que, por todas las razones expuestas, “votamos no a un acuerdo perjudicial”.