Kiosco

Diario Córdoba

EL PLENO APRUEBA MEDIDAS EXCEPCIONALES PARA EL AHORRO DEL AGUA

Emproacsa podrá cortar el suministro de agua durante un día a quien se pase en el consumo en época de sequía

Se aplicarán recargos por los consumos excesivos

Emproacsa y los ayuntamientos harán un censo de piscinas públicas y privadas. MANUEL MURILLO

La Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) podrá cortar a un ciudadano el servicio de abastacemiento durante un día si su consumo se considera excesivo en un periodo de sequía como el actual. Esta es una de las medidas que incluye la ordenanza que aprobó de manera inicial el último pleno de la Diputación. Además, se recogen otras medidas que puede tomar Emproacsa, como instalar, a costa del usuario, dispositivos limitadores de caudal suministrado. En concreto, en el texto aprobado se recoge que “se podrá proceder a la suspensión del suministro por una duración no superior a 24 horas” a quien abuse del consumo de recurso. También se propone instalar contadores telecontrolados para los denominados “grandes consumidores”, que son los que tienen un consumo trimestral superior a los 500 metros cúbicos.

Para los consumos excesivos, Emproacsa plantea una serie de recargos que sirvan como medida disuasoria a los usuarios. Así, en lo que se refiere al consumo doméstico, se impondrá un recargo del 50% sobre el precio oficial para los clientes del grupo 3 que consuman más de 30 metros cúbicos al trimestre. Para los del grupo cuatro, se penalizará con un 100% cada metro cúbico que pase de los 54 metros cúbicos por trimestre.

También se fijan sanciones para los organismos públicos, de modo que también deberán abonar un 50% más por metro cúbico que supere los 30 al trimestre y el 100% en caso de superar los 54 metros cúbicos.

En el caso del suministro industrial, comercial y otros, se fija un 100% de recargo sobre cada metro cúbico de consumo excesivo.

En el caso de los municipios con prestación de servicio en alta, se penalizarán con un 100% el consumo excesivo de cada metro cúbico. Junto a esa medida, la ordenanza concede a Emproacsa la facultad de limitar y restringir el servicio, en acuerdo con los ayuntamientos, para el riego de jardines y zonas verdes, el baldeo y limpieza de calles, los llenados de piscinas, fuentes o estanques privados y públicos, fuentes ornamentales y limpieza de vehículos. Además, se podrán imponer restricciones al consumo e interrumpir el suministro de agua durante determinadas franjas horarias. De hecho, la empresa provincial ya ha reducido la aportación de caudal en un 10% en toda la red, algo de lo que han informado los consistorios a sus vecinos.

Censo de piscinas

La ordenanza recoge también un punto en el que se hace alusión a que “Emproacsa en colaboración con los ayuntamientos elaborará un censo de las piscinas públicas y privadas”. Serán espacios que deben cumplir una serie de requisitos “para hacer un uso eficiente del agua” para que Emproacsa le pueda prestar servicio.

Así, en primer lugar deben estar inscritas en el censo de piscinas, incluidas las unifamiliares, someterse a ensayos de estanqueidad y control de fugas con periodicidad anual. Para las que sean nueva o de reciente construcción se exige que incorporen “instalaciones necesarias para la aplicación de un tratamiento físico y químico continuado, incluso fuera de la temporada de baño”, así como medios adecuados de recogida y reutilización del agua. Para las que sean anteriores se establece un plazo de entre 2 y 4 años para su actualización.

La aprobación de la citada ordenanza se debe a la situación de prolongada sequía que viene padeciendo la provincia de Córdoba. Así, Emproacsa, empresa pública dependiente de la Diputación, propuso al Pleno de la institución provincia la citada ordenanza, que plantea varias medidas para controlar el uso del recurso y propone sanciones (o recargos) para personas, empresas y entidades públicas que sobrepasen el consumo establecido. El punto fue incluido en el orden del día como una urgencia y contó tras su debate con los votos favorables de todos los grupos (PSOE, IU, CS y Vox), excepto el PP que se abstuvo.

El texto recoge en sus fundamentos de derecho que es Emproacsa la entidad responsable de una prestación adecuada del servicio del ciclo integral del agua a 52 municipios de la provincia de Córdoba y dos entidades autónomas (además de Cuevas de San Marcos en Málaga). También señala que ha quedado acreditado que “en la provincia de Córdoba existen limitaciones en las infraestructuras de los sistemas de abastecimiento que comprometen de manera grave el servicio a la población en estos periodos de sequía, no existiendo instrumentos normativos provinciales para afrontar debidamente las situaciones de sequía, necesarios para fomentar el ahorro de un recurso tan escaso como el agua”. Asimismo, hace alusión el texto a que “en la actualidad, las tres zonas de abastecimiento se encuentran en situación de emergencia, la última y más grave de las fases de sequía, con una probabilidad muy alta de situaciones de desabastecimiento, especialmente en la zona norte abastecida desde el embalse de Sierra Boyera”.

Así, se concluye que quedan identificados en el Plan de Gestión de Riesgo por Sequía los “problemas de insuficiencia de recursos hídricos para abastecer a la población que se producen en la provincia de Córdoba en situaciones de emergencia por sequía”.  Por ello es necesaria la “aprobación de un instrumento normativo que permita en tales situaciones afrontar dichos problemas de insuficiencia de recursos hídricos”.

Compartir el artículo

stats