Kiosco

Diario Córdoba

Reacciones a la propuesta de trasvase de agua entre La Colada y Sierra Boyera

Los ganaderos avisan de que las medidas por la sequía en el norte de Córdoba llegan tarde

Temen el gasto extra que les supondrá tener que recurrir a cisternas para dar de beber al ganado

Estado en el que se encuentra el embalse de Sierra Boyera. María Jesús Gómez

Después de que el pasado lunes representantes de la Junta de Andalucía, el Gobierno central, Emproacsa y alcaldes de diferentes municipios de las comarcas del Guadiato y de Los Pedroches mantuvieran una reunión para abordar la problemática del agua en ambas zonas, que concluyó con una propuesta técnica de trasvase de agua en la superficie con carácter de emergencia desde el embalse de La Colada a Sierra Boyera, ganaderos de Los Pedroches, uno de los sectores más perjudicados por la escasez de agua, consideran que las administraciones llegan tarde y que lo que ahora se propone debería haberse hecho hace cinco meses.

Una de esas voces es la de Juan Francisco Sánchez, ganadero y presidente de la Asociación de Frisona de Dos Torres (Afrido), conocedor de la realidad de las ganaderías de Los Pedroches también por su condición de veterinario. Sánchez afirma que en estos momentos el 30 por ciento de los ganaderos necesita abastecerse del agua potable de la red, y «esa necesidad en algunos casos es del cien por cien, en otros casos del noventa o el veinte, según las características de cada explotación, pero todos ellos se van a ver afectados por las restricciones de agua cuando se produzcan porque dependen directamente de la red», explica. Paralelamente, añade, los ganaderos que no dependen de la red también están teniendo problemas porque sus sondeos se están agotando y, o hacen nuevos sondeos que no suelen dar resultado, o tienen que recurrir al transporte de agua.

Afrido: "Esta situación va a llevar a aumentar el daño que sufre el sector lácteo, porque va a tener que soportar el gasto extra que supone transportar agua en cisternas"

decoration

Para Juan Francisco Sánchez, el problema «es muy grande» porque esta situación va a llevar a aumentar el daño que sufre el sector lácteo, que aún sigue en pérdidas porque el ganadero va a tener que soportar el gasto extra que supone transportar agua en cisternas homologadas y «este gasto extra lo único que puede hacer es ser la puntilla para muchas granjas», asegura. 

Esto ocurre en un momento en el que el sector lácteo sigue sin levantar cabeza porque, aunque ha subido en un 30% el precio del litro de leche, no lo ha hecho al mismo nivel que los costes de producción, que se han elevado un 60 por ciento, explica Sánchez. Este profesional del sector agroganadero lamenta que no se haya puesto solución a un problema que viene de hace décadas porque, recuerda, hace cuarenta años su padre ya utilizaba cisternas para llevar a agua a su granja.

Para Afrido, la solución pasa por interconectar los embalses de La Colada, Puente Nuevo y Sierra Boyera creando depósitos de tres pantanos para que cuando lleguen épocas de sequía se tenga suficiente agua disponible en la red para la ganadería, un negocio que deja mucho dinero en Los Pedroches y es necesario que tenga disponible agua de calidad para poder dar de beber a sus animales. 

Un problema de hace 40 años

Juan Francisco Sánchez teme que muchas granjas tengan que cerrar «por la incompetencia de las administraciones, que no han sido capaces de ponerse de acuerdo para solucionar un problema que lleva existiendo desde hace 40 años». 

Desde la perspectiva que le da la realidad a la que se enfrenta a diario como veterinario, si ahora, tras la reunión del lunes, la Administración se mete en los trámites burocráticos previos al trasvase que se plantea, pasa el verano y si en este tiempo el ganadero tiene que transportar agua esto va a ser la puntilla para muchos, porque gastar 200 euros diarios de transporte de agua va a llevarlos a cerrar explotaciones. Sánchez asegura que, pese a la medida anunciada tras la reunión del lunes, algo que considera debería haberse hecho hace 5 meses, los ganaderos siguen sin tener solución al problema que se va a plantear de forma inminente, por lo que el descontento es general.

En estos momentos son muchos los ganaderos que comparten la visión de Juan Francisco Sánchez, aseguran que están llevando vacas al matadero para poder sobrevivir y, ante la falta de beneficio, están recortando en inversiones, que son el futuro de Los Pedroches.

Compartir el artículo

stats