Kiosco

Diario Córdoba

Medio Ambiente

El Plan Infoca cuenta con 17,9 millones en Córdoba y aguarda a la construcción de dos nuevos centros en Los Villares y Cardeña

El balance de la Junta de Andalucía muestra que en el 2021 el fuego arrasó 1.668 hectáreas de vegetación, una superficie tres veces mayor a la media de los últimos 20 años

Bomberos forestales del Plan Infoca, en una imagen de archivo. CÓRDOBA

El Plan Infoca inicia la campaña 2022 con una dotación de 17,9 millones de euros y 445 efectivos, mientras aguarda a la construcción de dos nuevos centros (subcedefos) en la zona de Cardeña y Los Villares (Córdoba), tras un año pasado "malo en comparación con la media", según ha expresado Juan Ramón Pérez, delegado de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Durante el 2021, la superficie arrasada por el fuego en la provincia, como se refleja en un informe de la Junta de Andalucía, ascendió a 1.668,88 hectáreas, mientras que la media, entre el año 2000 y el 2020, se sitúa en 496,97 hectáreas. Eso equivale a que la superficie devastada se multiplicó por más de 3.

Tras la reunión en la Delegación del Gobierno en Córdoba del Comité Asesor Provincial, presidido por María Jesús Botella, delegada del Gobierno en funciones, y Juan Ramón Pérez, los dirigentes han explicado el plan para la extinción de incendios forestales que atañe a la provincia este año y han hecho balance del año anterior. Sobre la inversión, han precisado que 8,7 millones de euros son dedicados a materia de prevención y la otra parte, 9,1 millones, se destina a extinción.

Incendios forestales en Córdoba.

[Pulse aquí para ampliar el gráfico]

Por otra parte, Pérez ha destacado la renovación de la plantilla del Infoca y la incorporación de efectivos. El delegado ha detallado que se han unido 700 personas y que Córdoba contará con 445. Además, ha insistido en que la media de edad ha pasado de superar los 50 años a situarse en 32,5. En lo que se refiere a infraestructuras, la Junta de Andalucía, como ha resaltado Botella, trabaja en la construcción de dos subcedefos que complementarán a los tres cedefos (Adamuz, Subbética y Villaviciosa) ya existentes. A estas instalacioens, hay que sumar un Centro de Operaciones Provincial, 28 puntos de vigilancia y tres bases para helicópteros.

Los medios con los que dispone la provincia de Córdoba son, en tierra, siete camiones autobomba, un nodriza y una unidad móvil de meteorología y vigilancia. En el aire, cuenta con un dos helicópteros ligeros, dos aviones de carga en tierra y un helicóptero semipesado. En lo que se refiere al personal, 70 de los miemrbos son de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. En concreto, son 55 agentes de medio ambiente, 10 de la Brigada de Investigación), tres técnicos de extinción y director y subdirector del Centro Operativo Provincial. La mayor parte del equipo (375) lo conforma personal de la Agencia de Medio Ambiente y Agua. Entre estos, hay grupos de especialistas, grupos de apoyo, técnicos de operaciones y otro personal (encargados, vigilantes, conductores, administrativos, etc.).

Balance negativo

De los incidentes relacionados con el fuego el año pasado, que afectaron a una superficie total de 1.668,88 hectáreas, la mayoría (78,2%) fue conatos. Una quinta parte (21,8%) de los siniestros llegó a incendio. En este aspecto, la comparación con la media de las dos últimas décadas muestra un ligero incremento de los incendios respecto a los conatos. Durante los primeros 20 años del siglo, el 82,29% de los casos se quedó en conato, mientras que el 17,71% llegó a incendio.

Por tipo de superficie afectada, los pastos (768,06 ha) y los matorrales (677,92 ha) se convirtieron en las principales víctimas del fuego, que también acabó con 222,9 ha de arbolado. Una cuarta parte (25,7%) de los incendios fue intencionada y casi otra cuarta (22,9%) se produjo por negligencia. Solo un 4,8% de los siniestros tuvo un origen natural y un 14,3% sucedió de forma accidental. Por otra parte, sobre un 15,2% de los casos se determinó una causa desconocida. Y queda todavía un 13,3% que continúa en investigación.

Para Juan Ramón Pérez, el año 2021 fue negativo si se compara con la media que Córdoba estaba registrando desde el comienzo del siglo. La superficie arrasada se multiplicó por más de tres. En ese sentido, el delegado ha recordado grandes incendios como los que afectaron a las localidades cordobesas de Villaharta y Alcaracejos o a zonas como la subbética durante el año pasado, y que dejaron algunas de las imágenes más duras del verano. Para este año, factores como la humedad relativa o el viento son de gran importancia, pero, sobre todo, el delegado ha pedido responsabilidad y prudencia con el objetivo de proteger el patrimonio y, especialmente, las vidas que en muchas ocasiones se ponen en juego en estos incendios.

Compartir el artículo

stats