Kiosco

Diario Córdoba

PRIMERAS CONCLUSIONES TRAS FINALIZAR LOS TRABAJOS DE EXCAVACIÓN EN LOS RESTOS ÍBEROS

El yacimiento de La Viñuela de Almedinilla no estaba vinculado a ningún poblado

El tipo de edificación revela que se trataba de un recinto singular con varias estancias

Parte del yacimiento íbero de La Viñuela, en Almedinilla. CÓRDOBA

Esta semana ha finalizado la excavación arqueológica en el yacimiento de La Viñuela, en Almedinilla, y, a falta de cerrar las conclusiones definitivas, se ha podido constatar que se trata de una construcción de cultura ibérica tardía de carácter singular por sus dimensiones (40 x 9 metros) y que fue realizada con cierto esfuerzo y gasto de energía a partir de un muro de sillarejo (muro Norte) que en origen tenía un mínimo 1,5 metros de altura (y seguramente otro metro y medio perdido). Así se configuró un espacio rectangular que en su interior estaba compartimentado en diferentes estancias. También se ha constatado que no formaba parte de ningún poblado.

Los responsables de los trabajos (Manuel Abelleira, Manuel Ramírez, Francisco J. Matas, Ignacio Muñiz y Andrés Adroher) han documentado hasta ahora dos estancias interiores con al menos una planta y semisótano (se han encontrado huellas de vigas). Los muros tenían un zócalo de piedra y un alzado de ladrillos de adobe cuyo derrumbe se ha podido documentar muy bien. La altura del recinto sería, por tanto (al menos por algunas de sus partes), de unos 6 metros, pudiendo así adquirir el semblante de una fortificación.

Construcción aislada

Otra de las conclusiones se refiere a que el recinto es una construcción aislada y no formaba parte de un poblado fortificado (oppidum). «Se utiliza el término de recinto fortificado para identificarlo por ser un término amplio y definir una construcción aislada y de carácter singular cuya función (al menos una de ellas) sería la defensa y control visual del territorio», apuntan los investigadores.

La Viñuela se ubica en lo alto de un cerro protegido por los tajos naturales en su cara Sur y directamente relacionado visualmente con varios poblados ibéricos (Carcabuey, Fuente Tójar, Baena, Castil de Campos, Alcalá La Real, Martos y Porcuna). 

Reconocen los autores que la tipología de La Viñuela «es diferente a los recintos más frecuentes documentados en la Subbética cordobesa: de 17 x 12 metros aproximadamente y sillares ciclópeos, pero de funciones seguramente similares».

Los investigadores añaden que otras posibles funciones que pudo tener el recinto fueron la de «actuar simultáneamente como control de algún recurso y el almacenamiento de ese recurso» y no descartan «un uso cultural (pero hoy por hoy sin datos)». Estas funciones, de existir, debieron estar combinadas con las labores propias de la vida cotidiana, ya que «hemos encontrado evidencias de cocina, trabajo en telar, almacenamiento, posible zahurda».

Los responsables de la excavación tienen claro también que La Viñuela es «un yacimiento monofásico: ibérico tardío y centrado en el siglo II a.C. (con cerámicas indígenas, ánforas pintadas y sin pintar, platos de borde vuelto, toneletes, lebrillos, morteros del Bajo Guadalquivir…), con un nivel de incendio potente (no hay ocupación posterior), gris-blanquecino que ha concrecionado la cal (de enlucidos y encalados de paredes, suelos, techos… de los que han quedado huellas), con los materiales cerámicos y los propios ladrillos de adobe. Tiene una secuencia estratigráfica y un conjunto de materiales muy similar a lo documentado para el poblado ibérico del Cerro de la Cruz, con quien lo vinculamos directamente», concluyen.

Creen los arqueólogos que la destrucción del recinto pudo ser «violenta y coetánea a la del Cerro de la Cruz». En la prospección de los alrededores se han encontrado «tachuelas de caligae, puntas de flecha sagitta y flechas de ballesta tipo escorpión...) que van en esa dirección: un asalto y toma violenta del recinto por parte de soldados romanos, aunque hubo de ser una toma rápida y sin asedio, ya que una de las características de los asedios es la aparición de glandes que aquí no encontramos».

No es aristocrático

Por último, se descarta que este yacimiento sea un complejo aristocrático y palacial (como se ha dicho para otros similares). En este sentido, «consideramos que habría que redefinir el término aristocrático para estos tiempos, incluso el concepto de sociedad guerrera para los íberos. En cualquier caso, no entendemos que un aristócrata pudiera ejercer su poder de clase aislado en el territorio y equidistante de otros recintos con similares funciones y con los que tiene conexión visual», indican los investigadores.

Por otro lado, apuntan, «un complejo palacial o más bien un edificio singular vinculado a las aristocracias locales entendemos que se debiera situar en una ciudad u oppidum, no aislado. Por último, no tenemos cultura material que nos hable de un Señor de la Guerra (armas, elementos de prestigio…) y si hubiera alguno de estos elementos sería más razonable pensar en un grupo de personas (varias familias, una guarnición…) con armas, pero no necesariamente aristócratas, que combinarían las labores de vigilancia y control.

Usados durante la Guerra Civil

Los restos del recinto ibérico de La Viñuela se usaron de forma intensiva durante la Guerra Civil Española con una gran cantidad de alambres que hay en la zona, junto a clavos modernos (lo que parece indicar que se usó mobiliario como parte de la defensa de las trincheras), cartuchos, balas y peines de máuser. Una posición dentro del frente de guerra estable que se ubicó en el término municipal y que ya tenía documentado el Museo Histórico de Almedinilla.

El recinto se alza sobre la cortijada del mismo nombre y su ermita (de gran interés etnológico y en relación a la arquitectura tradicional) con su romería a la Virgen de la Cabeza y atravesada por el carril sobre el que discurre la ruta senderista GR- 7. Esto, añadido a las vistas espectaculares desde lo alto del cerro, hace que se subraye la importancia arqueológica, histórica y como elemento dinamizador del patrimonio de este enclave, merecedor de una puesta en valor adecuada.

Compartir el artículo

stats