Kiosco

Diario Córdoba

La CHG ha autorizado la intervención en el cauce

El Ayuntamiento de Lucena limpia el arroyo de Los Yesares, causante de las últimas inundaciones

César del Espino apunta que las construcciones en lugares inapropiados «generan problemas»

Limpieza del arroyo de Los Yesares, en Lucena, realizada por el Ayuntamiento. MANUEL GONZÁLEZ

Previa autorización por escrito de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo competente en la cuenca, el Ayuntamiento de Lucena ha realizado labores de limpieza en el arroyo de Los Yesares, cuyo desbordamiento a causa de las precipitaciones de comienzos de mayo provocó inundaciones y severos destrozos en algunas empresas.

Las persistentes precipitaciones de los días 3 y 4 de este mes ocasionaron, por la incontinencia de esta corriente, anegaciones en propiedades industriales, sobre todo en las dependencias de Industrias Fama, y los empresarios del bulevar de Las Palomas han exigido soluciones definitivas a las administraciones.

Desde un primer momento, el Ayuntamiento ha remarcado que sus facultades se limitan, como máximo, a adecentar el conducto por donde discurre el agua y sus márgenes y también ha apuntado, como causa principal, a las construcciones en lugares inapropiados.

La visita de los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, anunciada en varias ocasiones, finalmente no ocurrió y el Consistorio optó por solicitar formalmente autorización para actuar en el arroyo.

En los últimos días, maquinaria pesada del Consistorio ha efectuado unos trabajos de adecuación que, incluso, han podido "excederse", admite el concejal de Servicios Operativos, César del Espino, en el ánimo de conseguir que "los problemas sean los mínimos posibles". En definitiva, el Ayuntamiento aspira a "minimizar los riesgos".

En todo caso, el edil socialista ha repetido que "hay que dejar que la naturaleza vaya por donde tenga que ir" y advierte, en una tesis verbalizada desde el primer instante, de que "cuando uno se ubica junto a un arroyo pueden ocurrir estas cosas". Despejando cualquier duda y de forma meridiana, Del Espino ha sentenciado que "el que va por su sitio es el arroyo".

En este sector industrial, algunas instalaciones se localizan en una "cota inferior" al propio arroyo

decoration

Las responsabilidades municipales se concentran en el suelo urbano, ha querido resaltar el concejal del equipo de gobierno, quien ha abundado en que "las ubicaciones conflictivas pueden llevar aparejados problemas". En este sector industrial, algunas instalaciones se localizan en una "cota inferior" al propio arroyo y, como el agua "tiende a bajar", estos aluviones se desencadenan con notables efectos negativos.

El Ayuntamiento ha establecido "un permanente contacto" con la empresa más perjudicada, por el colapso de infraestructuras y la rotura de vallados perimetrales, y, en palabras de Del Espino, "están muy satisfechos con el resultado".

En resumen, en esta tesitura y otras análogas, la intervención del Ayuntamiento ha de limitarse a "quitar un atranque o una piedra", es decir, taponamientos y suciedad, porque "más no se puede". Cuando surjan situaciones similares, en el futuro, el Ayuntamiento tratará de contribuir con intervenciones de esta tipología.

Compartir el artículo

stats