CONFLICTO

La CHG mantiene la postura de corte de suministro de agua a la zona de Campo de Aras de Lucena

Los vecinos verán con el alcalde presentar un nuevo recurso antes del 2 de marzo

Entrada a la urbanización Campo de Aras de Lucena.

Entrada a la urbanización Campo de Aras de Lucena. / J.A.F.

El presidente de la Asociación de vecinos de Campo de Aras (Crisaras) de Lucena, Manuel Hurtado París, ha informado sobre la resolución de la Confederación hidrográfica del Guadalquivir, por la que mantiene la suspensión de suministro a la zona de Campo de Aras, algo que de no encontrar solución alguna se pretende llevar a cabo en un mes.

Manuel Hurtado ha señalado que esta tarde de miércoles se llevará a cabo una reunión con el alcalde para ver la fórmula de reconducir un nuevo recurso que deberá presentarse antes del día 2 de marzo, y en el que se pueda paralizar dicha solución adoptando medidas tendentes a avanzar en la construcción de un suministro de la red pública.

De esta manera, nuevamente por parte de la asociación de vecinos de la zona de Campo de Aras, Crisaras, se está trabajando en la elaboración de unas nuevas alegaciones a presentar nuevamente a la CHG para pedirles la suspensión de la sanción 2.010 euros, propuesta por la entidad y orden de paralización de la captación de suministro de aguas de los pozos de Campo de Aras. Además, la CHG pide inutilizar las captaciones y caso de no llevarse a cabo hacerlo a través de una ejecución forzosa , según Manuel Hurtado.

Recordar que entre las alegaciones anteriormente presentadas se encontraba la propuesta del Ayuntamiento de Lucena para sacar adelante el Plan Especial de Infraestructuras Lucena Sur, que debe ser la herramienta para legalizar la zona de Campo de Aras.

El documento de alegaciones que se presentó estaba elaborando por parte del que fuera alcalde de Lucena a primeros de los años 90 y abogado lucentino Miguel Ángel Sánchez Sicilia, a su vez vicepresidente de la asociación de vecinos Crisaras, ente que aglutina a los más de 500 propietarios de las viviendas de Campo de Aras y Cristo Marroquí.

Sánchez Sicilia ponía de manifiesto el nerviosismo lógico existente entre los vecinos de esta zona residencial por el expediente sancionador por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que pretende llevar a cabo el corte de suministro de agua.

En este sentido, Sánchez Sicilia reconocía que antes de que se produjera esta situación, el colectivo ya venía manteniendo conversaciones con el Ayuntamiento al objeto de buscar una solución para el suministro de agua a Campo de Aras por lo que el citado expediente ha sido de todo punto inesperado.