DENTRO DE LA CAMPAÑA DE MOVILIZACIONES PROMOVIDA POR UGT

Concentración de los trabajadores de la limpieza de Bimbo y del hospital de Puente Genil

Reclaman que el cobro del SMI no sea a costa de sus complementos

Concentración de limpiadoras ante el hospital de Puente Genil.

Concentración de limpiadoras ante el hospital de Puente Genil. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Después de once meses de negociaciones, el sector de limpieza de la empresa Bimbo y del hospital de Puente Genil (HARE) se ha concentrado para exigir el salario mínimo. Las críticas se centran en la postura de la patronal ya que "pretende que sean las propias trabajadoras las que paguen la adaptación del SMI renunciando a complementos como el de antigüedad".

Según ha apuntado el secretario los trabajadores y trabajadoras de este sector, UGT FeSMC Córdoba, Juan Martínez, los trabajadores «están unos 170 euros por debajo del SMI”, circunstancia que las empresas arreglan “ajustando los complementos para llegar al mínimo legal”. Es decir, «en muchas ocasiones a las empresas les está saliendo gratis las horas extras que se trabajan o los pluses de nocturnidad, porque los disfrazan de complementos para llegar a esos 170 euros en vez de abonarlos al margen del salario”.

Y el último "invento" de la patronal, añade el sindicato, es “cumplir con la ley, pero a costa del dinero de los trabajadores y trabajadoras”. La primera movilización fue el pasado miércoles, cuando el sindicato realizó una concentración en la sede de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO). Una acción que fue el comienzo de otras muchas dentro de un período de huelga indefinida. que empezó el día 22, y para las que UGT ya ha denunciado los servicios mínimos impuestos por la Administración “que ha establecido el 100%, lo que es una aberración y una práctica más típica de otros tiempos”, señaló Martínez. La próxima concentración será el jueves día 30 de diciembre a Córdoba, en el centro de la capital.