La secretaria general del grupo parlamentario socialista y diputada por Córdoba, Rafaela Crespín, ha abogado por seguir la senda de la unidad marcada en el 40 congreso federal del PSOE, celebrado este pasado fin de semana, y aplicarla a los próximos cónclaves provinciales. Crespín ha afirmado este congreso general ha sido "para la unidad y para la fraternidad" y para demostrar "la cohesión de este partido". Ese compromiso, el de la unidad, es el que "tiene el PSOE de España" y, ha manifestado, "es el compromiso que tiene el PSOE de Córdoba". En este caso, el congreso provincial del PSOE cordobés se celebrará el 18 y 19 de diciembre.

Sobre este 40 congreso del partido, Crespín también ha dicho que los socialistas cordobeses vuelven "llenos de energía, de ilusión y convencidos de que fuimos capaces de plasmar por dónde irá el futuro de nuestro país". La socialista ha destacado que durante este encuentro se hablara de derogar la reforma laboral, de abolir la prostitución o de establecer una estrategia en torno a la salud mental.

Crespín ha mostrado además su satisfacción por "cómo queda Andalucía", que pasa a tener nueve representantes en la ejecutiva federal (antes eran ocho), y ha felicitado a la alcaldesa de Montoro, Ana María Romero, que pasa a liderar la secretaría ejecutiva de Agricultura, Ganadería y Pesca del partido.

Valoración de la portavoz municipal socialista

Sobre el congreso federal ha hablado también la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Ambrosio, quien ha destacado la sensación de unidad que se trae del 40º cónclave socialista: "Venimos de un congreso en el que desde hace muchos años no se palpaba la unidad que tiene en este momento el PSOE". Para Ambrosio este momento dulce es más importante si cabe porque se produce después de una crisis, la provocada por el covid, en la que muchos de sus compañeros han pasado por momentos difíciles.

En este sentido, la edil socialista considera que se ha podido extraer una lección, que "la socialdemocracia como estrategia política en una situación como esta, en una situación en la que un país necesita salir de la crisis y hacer fortalecido y sin dejar a nadie atrás, se ha demostrado como es la estrategia política más rentable, que genera más beneficios para los intereses colectivos y que sobre todo es la más adecuada en estos momentos". 

Por otro lado, Isabel Ambrosio, al igual que Crespín, ha destacado la presencia de cordobeses en los órganos de dirección del PSOE, empezando por la secretaría de Agricultura, y continuando por la silla en el comité federal de Carmen Calvo, Luis Planas y Rafi Crespín. 

Respecto a los próximos congresos, regional y provincial, se ha limitado a decir que están en el momento de debatir porque "desde el diálogo y el debate surgen siempre las mejores propuestas, conformar un modelo y desde ahí poner en marcha un equipo y ponernos a trabajar que es lo necesario".