La parroquia San Francisco y San Rodrigo Mártir de Cabra está desarrollando en estos días el llamado Octubre Mariano, una iniciativa que persigue de nuevo un año más recoger productos y alimentos para la Cáritas parroquial, al objeto de dar respuesta a las necesidades que presentan muchas familias de la barriada Virgen de la Sierra, especialmente azotadas por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, teniendo como novedad en esta edición recoger un tipo de producto o alimento en concreto, como apuntaba su párroco, Mario González. Para ello, el lunes 11 y el martes 12 de octubre, dedicado a la Virgen del Pilar, está previsto recoger mascarillas, mientras que el miércoles 13, dedicado a María Santísima del Buen Fin, se recogerán galletas, azúcar y harina.

De forma paralela, la parroquia de San Francisco y San Rodrigo continúa dando respuesta a más de 150 personas de unas 35 familias de la barriada Virgen de la Sierra, fundamentalmente de productos alimenticios, a través del proyecto El pan de San Francisco y que el pasado mes de mayo, tan solo 6 meses después de iniciarse, se renovó con una nueva donación de 3.000 euros por parte de la Obra Social de La Caixa, que se sumaron a los 4.100 euros iniciales.