Un grupo de padres y madres se han concentrado en la mañana de este martes ante las puertas del colegio Manuel Cano Damián de Pozoblanco para reivindicar el inicio de las obras del comedor escolar. Máximo Sánchez, presidente del AMPA, ha afirmado que “ hace dos años y medio que se publicó en el BOJA la adjudicación de la construcción de un comedor en el colegio , a día de hoy seguimos esperando y son  muchos los padres que lo consideran una necesidad”. Ha asegurado, además, que los progenitores están en una situación de enfado permanente con la delegación de Educación por las promesas incumplidas. Según Sánchez, este es el tercer curso académico en el que se está ofertando en la matriculación y ya hay padres y madres que han decidido llevar a sus hijos a otros centros que sí cuentan con comedor . Para el presidente del Ampa, viven un agravio comparativo con respecto a los colegios del municipio que tienen su comedor .  Asegura que hasta ahora han demostrado mucha paciencia y no han querido movilizarse pero afirman que ha “llegado el momento por el daño que se les está haciendo a los padres en materia de conciliación familiar “, por eso han decidido manifestarse y continuar con las concentraciones mientras no se tengan un compromiso de delegación de inicio de obras con fecha concreta.

Según Máximo Sánchez, las últimas explicaciones extraoficiales recibidas es que las dos empresas que se habían presentado se han retirado y no hay empresas interesadas en hacer la obra, algo que el representante del AMPA duda ante la actual situación económica .

El representante de los padres dice que  han enviado una carta a la delegación pidiendo fecha concreta  sobre el inicio de las obras del comedor, un escrito en el que también han solicitado un Aula de Espera para que los padres puedan tener allí a sus hijos  de dos a tres de la tarde, un servicio que va a unido al comedor pero a falta de comedor piden que se les haga esta aula que en años anteriores, junto con el aula matinal, ha ofrecido el propio AMPA a nivel privado.

Por su parte, la delegación de Educación ha puntualizado que “hace dos años y medio no se publicó en el BOJA la adjudicación de la construcción”, como dijo el representante de los padres ante la prensa, “lo que entendemos que se publicaría es la autorización del servicio por parte de la Consejería”, señalan desde la Administración. Desde Educación afirman que “dado que el CEIP Manuel Cano Damián no tenía espacio para comedor, se inició el procedimiento habitual para su construcción, el cual lleva sus tiempos”.  Añaden que “el procedimiento se ha llevado a cabo con normalidad: primero contratación del proyecto, luego la elaboración del mismo y la supervisión. Posteriormente, se ha procedido a la contratación de la empresa constructora. Se ha hecho a través del Acuerdo Marco de obras puesto en marcha por la Agencia para agilizar los plazos”. Educación reconoce el procedimiento se ha podido retrasar “porque  dos empresas a las que se adjudicó la obra la rechazaron y esto ha ralentizado un par de meses el procedimiento. Pero desde el 7 de septiembre de 2021, la obra para la construcción del comedor cuenta ya con una empresa adjudicataria, que es Construcciones Serrot S.A”.

Continúa delegación señalando que “hoy mismo”, “técnicos de la empresa han estado en el colegio para planificar el inicio de las obras, que se realizará una vez esté formalizado el correspondiente contrato. El plazo de ejecución previsto será de 4 meses, una vez se inicien las obras en el centro”, concluyen desde Educación.

Por otro lado los padres y madres de hijos con necesidades especiales del IES Ricardo Delgado han decidido , tras recibir el centro una comunicación de Educación sobre recursos concedidos y mantener ayer un encuentro telemático con la delegada de Educación, que sus hijos comiencen este martes  las clases, algo a lo que se habían negado al inicio del curso escolar al considerar que la delegación no había cumplido su  compromiso de dotar al centro con una segunda aula específica para los alumnos que las requieren. Por el momento, se ha adaptado una segunda aula hasta que se pueda contar con la definitiva, según delegación. “La necesidad de obra se comunicó a mediados del mes de mayo, de ahí que, tras el procedimiento administrativo ordinario, no haya podido estar acabada actualmente. Sin embargo, desde la Agencia Pública Andaluza de Educación se están agilizando todos los trámites necesarios para que esté finalizada lo antes posible”, ha aclarado la delegada. Para este curso, la administración ha concedido las mismas horas que la  profesora de audición y lenguaje impartía en el curso pasado , dos más de lo inicialmente previsto según los padres . También  se ha adjudicado “una maestra de pedagogía terapéutica adicional que permite hacer un desdoble en el ala específica para poder atender a los 7 alumnos que hay matriculados”, según indican desde la administración. Estos alumnos cuentan, además, con otra monitora más.