Con una media de 9,3 kilos de vidrio reciclado por habitante al año, la delegación de Medio Ambiente de Palma del Río se ha sumado a la campaña de Ecovidrio para impulsar la economía circular desde el hábito de «separar para reciclar en casa y hacer de Palma una ciudad mucho más verde», según apunta la alcaldesa, Esperanza Caro de la Barrera. El concejal de Medio Ambiente, Fran Corral, presentó el proyecto de Ecovidrio diciendo que «lanzamos un reto a la ciudadanía para reciclar vidrio y conseguir aparcabicis». En este punto, la campaña Dale luz verde al reciclaje de vidrio oferta aparcamientos para biciclietas con 6 puestos, aparcabicis, por cada 500 kilos de vidrio que se recuperen.

En total son 8 contenedores de vidrio y la estrategia se apoya en estos contenedores vinilados animando al reciclaje e incorporando mensajes en 20 semáforos para peatones de la ciudad.

La campaña también oferta talleres de sensibilización los días 18 y 22 de este mes, en el Paseo Alfonso XIII y en la avenida de Córdoba con micro teatro, un estand y manualidades donde los participantes podrán crear su propio miniuglú colgante de recuerdo.

La media por habitante de reciclaje de vidrio es similar a la de Córdoba e inferior a la media andaluza y española, que están en 13,4 y 17,8 kilos al año.

Coral Rojas-Marcos, gerente de zona de Ecovidrio, afirma que el fin es otorgar a todos los ciudadanos las herramientas necesarias para separar correctamente los residuos. Ecovidrio informa de que durante el 2020 en Andalucía se ha evitado la emisión de 71.406 toneladas de CO2, lo que equivale a retirar 33.341 coches de circulación duante un año y ahorrar 87.928 MWh de energía, casi 2 meses de consumo energético de todos los hospitales de Andalucía.