La «deuda viva» que soporta el conjunto de los municipios de España volvió a reducirse el pasado año, según los datos publicados recientemente por el Ministerio de Hacienda.

De este modo, la situación financiera de las entidades locales a 31 de diciembre de 2020 es «más que favorable», dado que el 60 por ciento de los municipios españoles (4.895) tienen sus cuentas saneadas. En el caso de Córdoba, el 38 por ciento de sus 77 municipios sitúa su deuda en «cota cero».

De esta forma, la provincia de Córdoba se sitúa entre las provincias andaluzas cuyas cuentas se encuentran más saneadas, aunque con diferencias entre unos ayuntamientos y otros, ya que, en la mayoría de los casos, son las entidades de menor tamaño las que suelen encontrarse al corriente de todos sus pagos.

En lo que respecta a la Campiña cordobesa, municipios como Montemayor, La Rambla, La Victoria, Montalbán o Santaella, el informe del Ministerio de Hacienda confirma la «cota cero» para sus deudas vivas. En el caso de Montemayor, la situación se mantiene estable, pues desde hace años, el equipo de gobierno que preside Antonio García presume de unas cuentas saneadas.

Por su parte, localidades como Montalbán o Santaella han conseguido reducir sus deudas municipales que, en el año de mayor endeudamiento para los municipios en España (2012), alcanzaron los 400.000 y los 1,6 millones de euros, respectivamente.

Frente a ellos, municipios como Castro del Río cuentan todavía con algunos «números rojos» pues, si bien la deuda municipal se ha reducido desde los 3,2 millones a los 400.000 euros, los vecinos del municipio del Guadajoz aún deben hacer frente a un negativo de unos 49,00 euros por habitante.

Por su parte, localidades de mayor tamaño, como Baena o Montilla, han conseguido avanzar en el saneamiento de sus cuentas, si bien todavía tienen por delante un margen de 3,9 millones de euros en ambos casos para acabar definitivamente con su deuda municipal.

En el caso de Baena, los «números rojos» de las cuentas del Ayuntamiento se han reducido desde 2012 de 13,6 a 3,9 millones de euros, lo que sitúa la deuda por habitante en 206 euros, 461 euros menos que los primeros años de la pasada década.

Mientras tanto, en Montilla se partía en 2012 con una deuda municipal de 19,7 millones de euros. Sin embargo, el trabajo financiero desarrollado por las últimas Corporaciones municipales ha situado el déficit en 173 euros por habitante, casi 660 euros menos que hace ocho años.

Con todo, el Consistorio que preside el socialista Rafael Llamas aprobó a finales del pasado mes de enero sus presupuestos municipales para el año 2021, que incluían la suscripción de un préstamo financiero por valor de 1,9 millones de euros, con el objetivo de financiar proyectos ya en marcha como la remodelación de la Puerta Aguilar, la reconversión de Envidarte, la rehabilitación de la capilla del antiguo asilo de Los Dolores o la creación de aparcamientos perimetrales. Con todo, el objetivo del equipo de gobierno es situar la deuda municipal en unos tres millones para el año 2023.