La Diputación de Córdoba quiere acercar la memoria histórica y democrática a los distintos municipios de la provincia y una de las herramientas que usará para ello se centrará en las bibliotecas municipales. Según ha explicado a este periódico el delegado de Memoria Democrática en la institución, Ramón Hernández, se crearán los llamados rincones de la memoria, que se dotarán de publicaciones de contenido memorialista para acercar a los vecinos la historia en esta materia. Esta iniciativa, todavía en ciernes, forma parte de un amplio catálogo que lleva a cabo la delegación de Memoria Democrática, que este mismo lunes ha inaugurado la exposición Córdoba, "Tierra con Memoria", con motivo del Día de la Memoria Histórica y Democrática.

Entre esa agenda que se ha marcado la Diputación sobresale también la Cátedra de la Memoria, que se impulsará de la mano de la Universidad de Córdoba (UCO). Según ha detallado Hernández, el trabajo por parte de la institución provincial ya está hecho, a falta de que lo aprueba la UCO. El proyecto, ha añadido, nace de otra colaboración entre ambas administraciones, el proyecto Concord, que tiene entre sus objetivos la digitalización de archivos de los consejos de guerra del Archivo del Tribunal Militar Territorial dos de Sevilla.

Te puede interesar:

Por otra parte, ya se ha resuelto la segunda convocatoria de subvenciones de la Diputación dirigida a entidades locales y orientada a la realización de actuaciones, estudios e inversiones relacionadas con la recuperación de la memoria democrática. El delegado de Memoria ha recordado que se abrió una línea de ayudas de 120.000 euros para ayuntamientos y 60.000 para asociaciones que, entre otras cosas, ha servido para que Almodóvar del Río ponga en marcha un documental sobre cómo se vivió la guerra civil en el municipio o para que Fuente Carreteros coloque un monolito en honor a los represaliados.

Adjudicado está, por otro lado, un contrato para realizar un mapa interactivo de fosas alrededor de la provincia y también se ha planteado la puesta en marcha de un concurso dirigido a los institutos de educación secundaria cordobeses. El objetivo de esta segunda iniciativa es que los alumnos trabajen la memoria histórica con el aliciente, además, de que el ganador se llevará un premio de 15.000 euros para conocer distintos campos de concentración europeos.