Las tormentas y el granizo, que se activaron ayer a media tarde en toda la provincia, tras una jornada en aviso amarillo que se tornó a naranja por la tarde, provocaron numerosas incidencias en algunos pueblos, sobre todo en Pozoblanco, Cabra y Bujalance.

En Pozoblanco, una fuerte tormenta que se inició sobre las seis y media de la tarde provocó numerosas llamadas a bomberos y Policía Local de ciudadanos afectados por la tromba de agua, que causó que los imbornales de las alcantarillas de la calle Real y otras del entorno del mercado de abastos saltaran, con la consiguiente salida de agua y la anegación de estas calles. También entró el agua en algunas viviendas y locales, aunque no pudo precisarse el número de casas afectadas ni los daños producidos. Aún no se ha evaluado el daño en las huertas y en las explotaciones ganaderas. Según Emergencias 112, desde Pozoblanco llegaron avisos de varias incidencias, entre ellas dos por agua que ha entrado en viviendas, una por anegación de una calle y un vehículo que había quedado atascado por el agua en una calle y tuvieron que ir los bomberos a liberarlo.

Estado de una calle en Pozoblanco tras la tormenta

En el Alto Guadalquivir los pueblos más afectados fueron El Carpio y Bujalance. En este último, una gran tormenta de lluvia acompañada de granizo, fuerte viento y aparato eléctrico provocaron la caída de varios árboles en la barriada de San Isidro y anegaron varias calles, obligando a cortar al tráfico la Ronda. Y en El Carpio también se cayó un árbol de gran porte junto al polideportivo municipal, en la carretera de la estación, y varias ramas en la ronda. En Cañete de las Torres solo se informó de la caída de algunas ramas de árboles.

Incendio por un rayo en Rute

Por la mañana del sábado, los bomberos del parque de Lucena actuaron en un incendio declarado en una vivienda de la calle Herreros, número 48, en Rute, al parecer provocado por un rayo caído sobre el tejado, según señalaron varios testigos.

Coche afectado por la caida de un árbol en la barriada San Isidro de Bujalance. ESCAMILLA

Por otra parte, las dos fuertes tormentas caídas en Cabra, una en torno a las 5.30 horas y una segunda pasadas las 8.00 horas, si bien no ocasionaron graves problemas en el casco urbano como así ha acaecido en otras ocasiones, sí provocaron que el Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Cabra tuviera que actuar en la carretera provincial CO-6215, en el tramo de la Fuente las Piedras, para dejarla libre de los fangos y lluvias procedentes del cerro de la Atalaya. 

Carretera de la Fuente de las Piedras de Cabra. MIGUEL RASCÓN CORPAS

Hacia las nueve de la noche seguían las tormentas en la capital y la provincia. Según la Aemet, con actualización a esa hora de la noche, en Benamejí se habían recogido 29,4 litros de agua y 23,2 litros en Priego, mientras que en Doña Mencía se recogieron 18,7; 17,2 litros en Hinojosa del Duque y 12,6 en Aguilar de la Frontera

Carretera de la Fuente de las Piedras en Cabra RAFAEL LÓPEZ VALLE

Incidencias en la capital

En la capital cordobesa también cayó una fuerte tormenta a partir de las 18.30 horas, que provocó hasta 22 salidas, la última a las dos de la madrugada de este domingo. Desde una caída de cascotes de la fachada de un edificio de la avenida de Granada a la caída de un poste de teléfono en la urbanización Torreblanca o un transformador que se había recalentado, sin mayores consecuencias. No obstante, no se produjo ninguna incidencia por inundaciones de calles.