El Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, organismo dependiente de la Diputación de Córdoba, ha adquirido 11 desfibriladores para cada uno de los parques de bomberos de la provincia.

Esta adquisición lleva aparejado el curso formativo para todo el personal operativo. Dicho curso comenzará este próximo jueves. De esta manera, todos los parques de bomberos de la provincia pasan a ser zonas cardiosaludables. Los equipos adquiridos pueden ser tanto fijos como portátiles, por lo que aportan una mayor capacidad de auxilio en las intervenciones diarias.