El Ayuntamiento de Fuente Palmera se ha reunido con la entidad que gestiona el servicio de ayuda a domicilio, la Fundación Aproni, y con su comité de empresa para hacer una valoración y balance de los primeros meses del año, así como para coordinar y abordar las próximas actuaciones. El encuentro se ha centrado en la reciente subida del precio por hora a 14,60 euros que ha estipulado la Junta de Andalucía, sobre lo cual ha opinado Marta Montenegro señalando que «es una medida de justicia que contribuye a mejorar las condiciones laborales de sus empleadas, que realizan una labor esencial por las personas mayores y dependientes y que han estado en primera línea de batalla durante los peores momentos de la pandemia». La concejala de Bienestar Social recordó además que «se trata de un colectivo muy feminizado» y de un sector «que genera muchos empleos en los pueblos y es el sustento de multitud de hogares».

El alcalde, Francisco Javier Ruiz, subraya que la demanda municipal a la empresa gestora es que dicha subida «redunde en la mejora en las condiciones laborales de las trabajadoras, así como en una estabilización del empleo, considerando importante que esa mejora sea de manera integral en toda la prestación y que repercuta directamente en los usuarios».

Ruiz informó también al comité de empresa de que la «actualización del precio por hora se llevará al próximo pleno ordinario del Ayuntamiento mediante propuesta de Alcaldía, aplicándose con carácter retroactivo desde el 1 de marzo del 2021 con la entrada en vigor de la orden de la Junta».

El gerente de la Fundación Internacional Aproni, Jaime Fernández Portillo, agradeció al Ayuntamiento la convocatoria, porque considera «que estamos en el camino correcto con esta unidad de acción y colaboración, que supone un refuerzo más para la entidad y las trabajadoras de ayuda a domicilio». Portillo ofreció su total predisposición para seguir mejorando el servicio prestado a todos los colonos. Por su parte, las representantes de las trabajadoras se consideran satisfechas con la subida que se venía demandando y esperan que redunde directamente en sus condiciones laborales. También incidieron en la importancia de la redistribución de horas que supondría un mayor número de contratos y empleos, así como la mejora de la conciliación laboral y familiar.