La capital cordobesa se encuentra por encima de la media española y andaluza en 8 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por la ONU para combatir el cambio climático, una herramienta con la que se analiza el cumplimiento de la Agenda 2030. Los objetivos en los que sobresale Córdoba, según el estudio sobre el año 2019 en las capitales de provincia españolas y elaborado por IdenCity, una consultoría especializada en procesos de transformación de ciudades y territorios, son Hambre cero (2), Igualdad (5), Energía asequible y no contaminante (7), Reducción de las desigualdades (10), Ciudades y Comunidades Sostenibles (11), Vida de Ecosistemas Terrestres (15), Paz, Justicia e Instituciones Sólidas (16) y Alianzas para lograr los objetivos (17). Sin embargo, se sitúa por debajo de la media en el cumplimiento del objetivo 13 (Acción por el clima), con un 31%, frente al 38% de Andalucía y al 32% de España.

El estudio, que ha contado con la colaboración de la Fundación ONCE, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Renfe y SEAT, concluye que Andalucía tiene un grado de cumplimiento medio de los ODS de en torno a un 60% y que el desempeño de las capitales de provincia en cada uno de los objetivos oscila entre el 36% y el 82%.

Entre las diez mejores en la lucha contra el hambre

Cuatro capitales andaluzas -Huelva (71,9%), Córdoba (67,4%), Cádiz (66,8%) y Málaga (65,9%)- se encuentran entre las 10 españolas con mayor grado de cumplimiento en el ODS 2, Hambre cero, que tiene como objetivo poner fin a todas las formas de malnutrición, controlar la volatilidad del precio de los alimentos y permitir que todas las personas tengan acceso a la comida para poder poner fin al hambre. Contrasta, no obstante, el resultado de Granada, la capital andaluza que tiene mayor margen de mejora en este ODS, que se encuentra a un 55,7% de alcanzar dicho objetivo.

El índice ha concluido que las capitales de provincia de Andalucía han obtenido la mejor puntuación en el ODS 3, centrado en garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a cualquier edad. Para llevar a cabo este análisis, en el año 2019 se evaluaron diferentes metas como el número de camas hospitalarias, la tasa de mortalidad por cáncer o el consumo de alcohol per cápita.

Asimismo, el ODS 16 (Paz, justicia e instituciones sólidas), que fomenta la participación ciudadana y la reducción de todas las formas de violencia, y el ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), que busca la reducción del número de jóvenes sin trabajo ni estudios, así como el apoyo al microempresas, pymes y emprendedores, son los siguientes objetivos con mejor resultado en las capitales andaluzas con un grado de cumplimiento del 75,5% y del 72,1% respectivamente.

Por su parte, Sevilla es la capital de provincia mejor posicionada a escala nacional para lograr el acceso a una energía asequible, segura y sostenible. En este sentido, la ciudad andaluza tiene un grado de cumplimiento del 75,6% en el ODS 7 (Energía asequible y no contaminante), un 18,3% más que la media española. Algunas de las metas que se han evaluado para obtener este resultado, según informa IdenCity, son la eficiencia energética, la investigación e inversión en energías limpias, o la infraestructura y tecnología de la que dispone la ciudad.

De otro lado, las cinco capitales de Andalucía con costa -Almería, Cádiz, Granada, Huelva y Málaga- han demostrado que están realizando una buena gestión para cumplir con la Agenda 2030. En este sentido, han obtenido un grado de desempeño medio del 71,5% en el ODS 14, Vida submarina, 4 puntos y medio más que la media española. Para analizar este objetivo, IdenCity ha examinado el nivel de contaminación del mar, la conservación de las zonas costeras y el cuidado de los ecosistemas marinos.

Grado máximo de estrés hídrico

El Índice ODS ha permitido identificar también aquellos objetivos en los que las capitales de provincia andaluzas tienen más margen de mejora. En este sentido, los objetivos relacionados con el medio ambiente como la acción por el clima (ODS 13), la vida de ecosistemas terrestres (ODS 15) y la gestión de recursos hídricos (ODS 6) son los que han obtenido un grado de cumplimiento inferior y presentan mayor oportunidad de progreso. Destaca especialmente el bajo desempeño en las metas del ODS 6, puesto que la media de las capitales de Andalucía se encuentra por debajo de la española y presentan, además, el grado máximo de estrés hídrico.