La incertidumbre inunda a los vecinos de Doña Mencía, que vive momentos críticos por la evolución de la pandemia de covid-19, que afecta a numerosas familias así como a personas de todas las edades, desde los más pequeños hasta los más mayores. Tanto es así que el alcalde ha pedido a la delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, María Jesús Botella, con quien se ha reunido este miércoles, que se cambie el protocolo para poder actuar de inmediato en casos como el de este municipio de la Subbética, donde los casos de coronavirus se dispararon en pocos días y el comité de alertas no ha podido cerrarlo antes. 

Aunque aún se desconoce qué variante está actuando en la localidad, la cepa del virus que ha desatado esta vorágine está demostrando su gran capacidad de expansión, alcanzando los 134 casos en 14 días, de los cuales 112 se han registrado en la última semana. De hecho, se estima que cerca al 40% de la población se encuentra en aislamiento domiciliario. De las personas infectadas, el 90% son asintomáticos o solo presentan síntomas leves y el resto atiende a personas con patologías y solo hay que destacar hasta ahora dos ingresos en el hospital Infanta Margarita de Cabra, que se encuentran en planta. El esfuerzo de los sanitarios del centro de salud menciano está siendo enorme y en estos diez días de repunte se calcula que se han realizado cerca de 1.000 test, entre PCR y de antígenos.

En la reunión con la delegada, el alcalde, Salvador Cubero, resaltó la necesidad de cambiar la normativa andaluza para actuar en casos críticos como el de Doña Mencía, para que se pueda actuar con más celeridad y no sea necesario esperar a la reunión semanal de comité provincial para adoptar medidas. Este aspecto ha sido pedido al presidente de la Junta para que accedan a este cambio.

Vecinos de Doña Mencía aguardan su turno durante el cribado para detectar covid. F. FLORES

La Junta ha hecho de forma extraordinaria y urgente un cribado ante la petición de la Alcaldía de Doña Mencía, según manifestó Botella, al que fueron citadas numerosas personas en aislamiento que no pudieron acudir al mismo, lo que hizo que otros vecinos no citados se acercaran para que le realizaran el test, porque conocían de casos que no iban asistir por su situación, no permitiendo el acceso a los mismos por protocolo. Al cribado estaban citadas 377 personas, de las que finalmente se hicieron la prueba 235, y todos los resultados fueron negativos.

La delegada afirmó que «no se puede bajar la guardia porque el contagio del virus es muy rápido y hay que ser muy estrictos en el cumplimiento de las normas, distancia social, las normas de las reuniones sociales, uso de mascarilla y la normas de higiene». Confirmó que no se cerrarán los centros educativos aunque hay 10 clases cerradas y muchos docentes pendientes de su correspondiente test. En cuanto a la incidencia en los centros, la guardería municipal ha registrado 3 casos, en el CEIP Los Alcalá Galiano hay 6 aulas cerradas, con 35 casos positivos, destacando 11 niños de un aula de 4 años y su profesora. En el IES Mencía López de Haro son 25 los contagios registrados, con 4 clases confinadas, aunque se podría ver aumentado notoriamente el número de infecciones por estar en curso el estudio de la mayoría del alumnado de 2º de la ESO.

Salvador Cubero ha citado a la comisión covid para adoptar más medidas, comunicar y aconsejar a la población para seguir actuando con responsabilidad. El máximo responsable menciano ha destacado la solidaridad de los vecinos ejerciendo su responsabilidad, autoconfinándose, cerrando la gran mayoría de negocios y reduciendo la actividad a lo imprescindible.