EN LAS CALLES HUERTAS Y MEDIABARBA

El Ayuntamiento de Lucena estudia la declaración de ruina para varias casas de okupas

Detectada una fuga de agua en una vivienda de Medibarba con daños estructurales

El Ayuntamiento de Lucena estudia la declaración de ruina para varias casas de okupas

El Ayuntamiento de Lucena estudia la declaración de ruina para varias casas de okupas

La concejalía de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Lucena va a inspeccionar el próximo martes las viviendas ocupadas de forma ilegal en las calles Huertas y Medibarba, para evaluar la posible declaración de ruina. Según informes de Aguas de Lucena, en el edificio ocupado de la calle Huertas se ha detectado una fuga de más de 2.800 metros cúbicos, provocada por los enganches realizados de manera reiterada y defectuosa a la red, y que está causando daños estructurales en el edificio, amenazando ruina y, por consiguiente, peligro para las personas que habitan el inmueble, según informes de distintos operarios del Ayuntamiento.

Idéntica medida de inspección municipal se va a realizar en el edificio ocupado de la calle Mediabarba, cuyos propietarios han solicitado y autorizado para realizar la visita municipal, para lo que les han cedido las llaves del inmueble. Según los propietarios, los daños en las viviendas ponen en entredicho las condiciones de habitabilidad de parte de este edificio y su posible estado de ruina y peligro, por lo que los propietarios piden que se adopten medidas al respecto. En este edifico vive una persona de 84 años que está padeciendo todo tipo de vejaciones, que tiene tapiadas y cerradas a cal y canto sus ventanas y que sobre su dormitorio cae a diario el agua de los vecinos okupas de la planta superior. Este vecino, además, sufre de una reclamación de una factura de Iberdrola de más de 400 euros, producto de enganches de los okupas a su contador, algo que viene reclamando de manera reiterada sin que sea atendido desde la compañía.

Más de un centenar de viviendas afectadas

La situación de falta convivencia de los distintos edificios y vivienda ocupados ha provocado que este tema ea elevado al Pleno del Ayuntamiento y se haya convocado para el 4 de marzo una reunión de la mesa de trabajo para el seguimiento de la ocupación ilegal de viviendas, que en Lucena afecta ya a más de un centenar de viviendas.

El Ayuntamiento de Lucena estudia la declaración de ruina para varias casas de okupas

El Ayuntamiento de Lucena estudia la declaración de ruina para varias casas de okupas

Tapiado de una de las viviendas de Mediabarba para evitar su ocupación ilegal. FOTO: J.A.F.

El Ayuntamiento constituyó esta mesa el pasado mes de noviembre para evaluar el problema de la ocupación de viviendas en la ciudad con el objetivo último de abordar las soluciones que desde el ámbito municipal puedan articularse en torno a esta problemática. Mientras tanto, la situación ha ido creciendo y que supera el centenar de pisos en distintas calles de la ciudad, entre ellos una veintena en la calle Pedro Izquierdo, más de una quincena de pisos en los edificios de AVRA de El Zarpazo, la barriada de Santa Teresa, y un largo etcétera de casas y pisos diseminados por la ciudad.

Una de las tareas de la mesa sobre la ocupación es elaborar un listado de viviendas ocupadas, con sus particularidades y las posibles soluciones, que se pueden presentar dentro del ámbito competencial del Ayuntamiento. La mesa está presidida por Jesús López, portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, que fue impulsor de la iniciativa, y pone de manifiesto que "el interés mayoritario está el conocer la situación real de la ocupación ahora mismo en Lucena, caso por caso y pese a que la pandemia se ha retrasado un poco este tema". Apunta que "existen muchos tipos de ocupación, y el problema lo tenemos cuando esta circunstancia pone en riesgo a los vecinos o edificios colindantes y para ello necesitamos del asesoramiento de profesionales como los técnicos de Servicios Sociales o la policía".

Por otro lado, el diputado nacional de Vox José Luis Ramírez, acompañado del coordinador local, Jesús Gutiérrez, han visitado este viernes las viviendas ocupadas de la calle Mediabarba. En su vivita ha estado acompañado por los vecinos afectados por la falta de convivencia e inseguridad en la zona desde el 2018. El vecino del número 110, Rafael Muñoz, de 84 años, ha informado de que "vive una situación insostenible, y se siente maltratado incluso por los juzgados, que le requieren una multa, por la que pretenden penalizarle entre 200 y 5.000 euros por los enganches de los okupas de su bloque que se conectan a sus servicios de manera ilegal". Por su parte, José Luis Ramírez ha realizado un llamamiento al Ayuntamiento para que "se actúe contra las mafias de la ocupación y no se deje esta responsabilidad para los propietarios".

TEMAS