El pasado verano se sometió a la última rehabilitación

El Paseo del Romeral de Puente Genil vuelve a sufrir hundimientos en la calzada

El Ayuntamiento asegura que no se volverá a cortar al tráfico

El Paseo del Romeral de Puente Genil vuelve a sufrir hundimientos en la calzada

El Paseo del Romeral de Puente Genil vuelve a sufrir hundimientos en la calzada

Virginia Requena

Virginia Requena

El concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Puente Genil, Chencho Moreno (Cs), informó ayer de que van a tener que volver a intervenir en el Paseo del Romeral después de la actuación de rehabilitación a la que se sometió el pasado verano. El motivo ha sido que «se han detectado nuevos hundimientos», y el problema es que «aún no sabemos el motivo, lo intuimos pero no con exactitud».Por ello no quiso identificar aún dónde radica el problema.

En su comparecencia, se dirigió a la ciudadanía, a la que «le pedimos disculpas». Tampoco -ahondó- «tenemos la certeza de que se haya que profundizar o sea un problema más superficial», por lo que «en cuanto podamos dimensionar iremos dando respuesta», matizó Moreno. Por otra parte, avanzó que «creemos que tenemos enfocado el problema de origen pero no queremos alertar a nadie», aunque tampoco descartan «ninguna teoría para analizar».

Moreno también dijo que se contactará con la empresa a la que se le adjudicaron las obras, si bien precisó «que no son responsables de nada».

Para tranquilidad de los vecinos, informó de que más allá de los socavones y el levantamiento de algún adoquín, «no hay peligro alguno». Al no haber detectado el problema con exactitud, no han valorado el presupuesto ni cómo será la acometida. Lo que sí aclaró a los vecinos y usuarios es que no se cortará al tráfico el Paseo del Romeral.

Las obras de este verano consistieron en la reparación del firme en el Paseo, que se prolongaron hasta la mitad de la calle Horno, para resolver definitivamente los problemas que viene generando el adoquinado de la zona. En este caso se actuó sobre unos 260 metros cuadrados, con un coste de la intervención que rondó los 11.000 euros.