Ni una hora extraordinaria más por encima de lo establecido en el actual acuerdo marco. Esta es la postura planteada ayer por los dos sindicatos más representativos de la Policía Local, CCOO y USPLM, ante la «nula preocupación» del equipo de gobierno ante las últimas reivindicaciones planteadas por la plantilla.

De este modo, a partir de mañana, todos los agentes de la Policía Local de Montilla «dejarán de estar disponibles de forma voluntaria para la realización de horas extraordinarias» y únicamente las atenderán «hasta el tope anual que establece el actual acuerdo marco», según anunciaron ayer.

«Una vez superadas estas horas reglamentarias, no se realizará ninguna otra, lo que inevitablemente mermará la calidad del servicio que se presta a la ciudadanía», añadieron los sindicatos, que justificaron esta decisión como respuesta a la «nula preocupación» que el equipo de gobierno que preside Rafael Llamas ha mostrado ante sus últimas demandas.

Y es que el pasado mes de noviembre, ambos sindicatos reclamaron la implantación de «índices de corrección» por nocturnidad y festivos similares a los que se aplican en otros Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para tratar de favorecer la conciliación laboral y familiar.