El Ayuntamiento de Montilla l Ayuntamiento de Montillaha iniciado esta semana las obras para la construcción de un acerado en la calle Aguas, una vía que arranca en la confluencia de la Ronda de Curtidores con la calle Zarzuela Baja y que desemboca en el camino de El Cuadrado.

La actuación, enmarcada dentro de los proyectos financiados con cargo al Programa de Concertación y Empleo con los Municipios de la Diputación de Córdoba, cuenta con un presupuesto de casi 20.000 euros y se ejecutará en el plazo de un mes.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, explicó ayer que la obra permitirá mejorar la seguridad «en una zona especialmente conflictiva para la movilidad» debido al importante flujo de vehículos que se registra en el primer tramo de la calle y a la inexistencia de acerado en varios puntos.

«Era una demanda de los vecinos por la inseguridad que planteaba la falta de acerado o la estrechez del mismo, como ocurre en el cruce con Ronda de Curtidores», explicó el primer edil, quien se mostró confiado en que la actuación también sirva para reordenar el tráfico en este punto.

Según Rafael Llamas, «esta intervención se alinea con el modelo de ciudad que defiende el equipo de gobierno, para el que la movilidad y el ciudadano son los protagonistas principales de los espacios públicos».

Junto a esta actuación, y en el marco del Programa de Concertación y Empleo con los Municipios de la Diputación, el Consistorio montillano está construyendo también una minipista multideportiva en el Parque de La Rehoya y está acometiendo la mejora de la senda peatonal que discurre de forma paralela a la Ronda Norte. Además, el programa permitirá la construcción de un acerado en el Camino de La Zarza.