Un novedoso proyecto de adecuación del alumbrado público municipal a criterios de eficiencia y telegestión permitirá al Ayuntamiento de Montilla ahorrar hasta 140.000 euros al año. Así lo anunció ayer la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, quien explicó que esta actuación, financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), en el marco del programa operativo plurirregional de España, se centrará en la renovación de 1.388 luminarias situadas, principalmente, en el núcleo histórico y comercial de Montilla.

«El objetivo es que el nivel de iluminación sea homogéneo en zonas adyacentes y se pueda también garantizar la seguridad en los espacios públicos», detalló Raquel Casado, quien defendió la sustitución de las luminarias de vapor de sodio de alta presión por otras de tecnología led que reducen «drásticamente» la contaminación y generan un «notable ahorro» económico y energético.

Según Raquel Casado, el proyecto también incluye la adecuación de 33 cuadros eléctricos, en los que se instalarán elementos de gestión y control del consumo energético «para garantizar la eficiencia energética en el alumbrado público de Montilla».

La responsable municipal de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente hizo hincapié en que «con este proyecto, Montilla avanzará en su propósito de ser más eficiente con respecto al consumo de energía», un objetivo que el equipo de gobierno se había fijado en su Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), que contará con una inversión global de 6,5 millones de euros, cofinanciada al 80 por ciento por fondos Feder.

De igual modo, con la adecuación del alumbrado público, el equipo de gobierno da respuesta a los objetivos que marcó la auditoría del consumo eléctrico municipal que se inició en el 2017 con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de estos espacios, además de favorecer un ahorro económico a las arcas municipales y reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Raquel Casado destacó ayer que «al ahorro económico del que va a poder beneficiarse Montilla, hay que sumar la mejora del nivel de iluminación de nuestras calles, la mejora de la seguridad viaria y la contribución a reducir los niveles de gases efecto invernadero y los niveles de contaminación lumínica».