El Grupo Vall Companys ha entrado en el accionariado de la empresa ubicada en Pedro Abad Industria Avícola Sureña, SL (Inasur) con una adquisición del 40% del capital social de la compañía. El acuerdo tiene una importancia estratégica notable para el grupo agroalimentario, ya que de esta forma tendrá presencia industrial en la zona sur de España.

La división avícola del grupo agroalimentario tenía acuerdos comerciales con diferentes operadores de distribución en el sur de España; no obstante, únicamente tenía presencia industrial en la zona del noroeste peninsular (Avigal), en la zona del noreste (Torrent, Avicosan y Avidel) y en la zona de Levante (Dolz). Inasur y Grupo Vall Companys podrán establecer sinergias a los diferentes niveles de la cadena de valor avícola en el sur de España.

Inasur, que tiene una producción anual de 16,5 millones de pollos al año, se caracteriza por tener el mismo esquema productivo que el Grupo Vall Companys con una producción integrada verticalmente. Dispone de instalaciones de despiece y procesamiento en Pedro Abad, una fábrica de pienso en Úbeda (Jaén), una delegación comercial en Jerez de la Frontera (Cádiz) y una planta de incubación en la Selva del Camp (Tarragona). Además, da empleo a decenas de personas en tres turnos, contando asimismo con un nivel de distribución con los más altos estándares de calidad, llegando sus productos a las más prestigiosas firmas del sector alimentario.

Certificaciones

Según ha explicado su gerente, Javier Alameda, «las instalaciones y el proceso productivo de Inasur se caracterizan por tener los máximos estándares de calidad». En este sentido, aclara que «está acreditada con la certificación de calidad de producción agroalimentaria IFS, la certificación de bienestar animal Welfare Quality gestionada por el IRTA, y la certificación de gestión medioambiental ISO 14001».

Por su parte, el Grupo Vall Companys es un grupo agroalimentario de carácter familiar y líder en España, fundado en el año 1956. El modelo operacional del Grupo Vall Companys se basa en la integración de todas las fases del proceso productivo, así como en la labor de unos profesionales implicados y altamente formados en sus respectivos campos de la actividad. Vall Companys consigue garantizar una trazabilidad completa en todos los procesos, además de una alta seguridad alimentaria y una calidad óptima y constante en el producto.