El Ayuntamiento de Lucena, la dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y Eprinsa han alcanzado un acuerdo para agilizar la tramitación del Ingreso Mínimo Vital, para cuya gestión era necesario que las personas solicitantes presentaran un certificado de empadronamiento que, a partir de ahora, se expedirá directamente por el Consistorio previa petición del INSS. La concejala de Régimen Interior, Teresa Alonso, explica que esta novedad parte de una petición hecha a la Seguridad Social desde el Ayuntamiento lucentino al comprobar que buena parte de los vecinos y vecinas que en las últimas semanas piden cita en el Servicio de Información y Atención a la Ciudadanía (SIAC) lo hacen para conseguir un certificado de empadronamiento que después presentan ante el Ministerio de Trabajo para solicitar el Ingreso Mínimo Vital (IMV), lo que «está provocando muchos días de espera». A partir de ahora, gracias al nuevo protocolo fijado, el INSS solicitará directamente al Consistorio cada semana un listado con los certificados.