El Ayuntamiento de Iznájar junto con la Cofradía de la Virgen de la Piedad han informado de la suspensión de las actividades y actos de la Feria de septiembre, así como de la procesión de la Virgen de la Piedad del día 8 de septiembre. El anuncio se ha realizado este martes en una rueda de prensa en la que han participado Lope Ruiz, alcalde de Iznájar; David Padilla, concejal de Ocio y Festejos, y Juan Alba, presidente de la Cofradía de la Virgen de la Piedad.

Para el regidor iznajeño, "es una decisión dolorosa que no se ha tomado a la ligera, sabiendo de la devoción de la Virgen de la Piedad y de la oportunidad para nuestros comercios, empresas y ciudadanía en general, pero en las actuales circunstancias es lo más prudente y responsable para la salud de la ciudadanía". No obstante, dijo, "se trabajará en realizar actividades a través de las redes sociales para dinamizar las fiestas".