La Guardia Civil ha detenido a 22 personas en Puente Genil en una operación contra el cultivo y tráfico de droga en la que se han aprehendido 1.900 plantas de marihuana, más de 500 dosis de cocaína y más de 360 dosis de heroína. Además, se ha investigado a más de 200 personas por la supuesta comisión de un delito de fraude en el fluido eléctrico.

Según informa el instituto armado, la investigación se inició a finales del pasado año, a conocerse que varias personas podrían estar dedicándose al cultivo de marihuana en el interior de viviendas ubicadas en varias barriadas de Puente Genil, a raíz de dos operaciones anteriores.

De los datos y análisis obtenidos en las dos primeras operaciones, unidos a la colaboración ciudadana, en la fase investigación de esta operación, denominada Viridi Lux, los agentes constataron que en 20 viviendas de Puente Genil se podría estar cultivando marihuana y traficar con otro tipo de sustancias estupefacientes.

Registros en Juan Rejano, Quevedo y Rosario

Así, la Guardia Civil registró esas 20 viviendas, localizadas en las barriadas Juan Rejano y Francisco de Quevedo y en la calle Rosario, encontrando en 15 de ellas una plantación intensiva indoor de marihuana, así como numeroso material y efectos que formaban parte de un complejo y sofisticado sistema de elaboración y cultivo de la droga, que fueron intervenidos. Para el funcionamiento de las instalaciones era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el que en todas las viviendas se había practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica.

Imagen aérea de uno de los registros de la Guardia Civil en Puente Genil. FOTO: CÓRDOBA

Fruto de los registros practicados se intervinieron 1.900 plantas de marihuana, más de 500 dosis de cocaína, más de 360 de heroína, todas ellas preparadas y dispuestas para su venta, varias balanzas de precisión, un arma corta de fuego modificada, varias armas blancas, así como efectos relacionados con el cultivo, elaboración y mantenimiento de las plantas de marihuana y efectos de ilícita procedencia.

Asimismo, durante el desarrollo de los registros la Guardia Civil prestó apoyo a técnicos de la compañía Endesa, quienes detectaron en las barriadas objeto de los registros cientos de enganches ilegales a la red eléctrica, por lo que se ha procedido a la instrucción de las pertinentes diligencias de investigación a más de 200 personas, por la supuesta comisión de un delito de fraude de fluido eléctrico.

Más de 200 guardias civiles

Las investigaciones han sido dirigidas por el Área de Investigación de la Guardia Civil del Puesto Principal de Puente Genil, con el apoyo de efectivos de Seguridad Ciudadana del citado puesto.

En la operación han intervenido más de 200 guardias civiles de las unidades de Seguridad Ciudadana de las Comandancia de Córdoba, Servicio Cinológico con perros adiestrados en la detección de drogas, Servicio Aéreo de la Guardia Civil, además de patrullas de Seguridad Ciudadana de los puestos de Puente Genil, Rute, Benamejí entre otras, así como efectivos de los Grupos Rurales de Seguridad con base en Madrid y Sevilla.