Un sueño hecho realidad. Ese es el sentir de los vecinos de la aldea de Puerto Alegre y El Rabanal, que han visto cómo por fin, después de veinte años reivindicando la eliminación de baches y firmeza del piso, lo han visto cumplido, según apuntó el alcalde pedáneo, Manuel Ruiz.

El alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, y el delegado de Medio Natural y Carreteras de la Diputación, Francisco Palomares, visitaron ayer la obra realizada en la CO-6303, de la A-379 a la CO-5300. Palomares expresó que esta es una manera «de luchar contra la despoblación, es importante tener nuestras vías en las mejores condiciones, porque lo que hacemos es acercar los servicios al ciudadano».

El alcalde apuntó que «a partir de ahora los vecinos del municipio, de la aldea y de las fincas a las que da servicio vamos a disfrutar de esta magnífica intervención de la Diputación de Córdoba, con una clara vocación de apoyo a la gente que vive en las aldeas, para que se quede en ellas».

El diputado provincial explicó que «la Diputación hace en este caso una inversión de 400.000 euros para casi completar el trabajo que se ha hecho en las carreteras de Puente Genil». Además, continuó, «va a permitir mejorar la comunicación y es un apoyo al sector agrícola, porque el tránsito de vehículos agrícolas tendrá unas condiciones de seguridad magníficas». Para el alcalde pedáneo, «se va a mejorar la calidad de vida de los vecinos, de los agricultores, y va a mejorar el desarrollo de la zona».

La Diputación de Córdoba ha actuado en la totalidad de la carretera (8 kilómetros), consistiendo su intervención en la colocación de tres nuevas obras de drenaje, revestimiento de cunetas, estabilizado con cemento y zahorra artificial en toda la longitud de la vía y aglomerado y tratamiento superficial.