Quince días después de detectarse un vertido de aguas fecales bajo el tanque instalado en la obra de la gasolinera que construye Plenoil, ahora paralizada, este se ha limpiado y desratizado. El Ayuntamiento, la promotora y la dirección facultativa de Plenoil han comprobado las tareas de limpieza. Un atasco en la red de saneamiento provocó que se depositaran aguas fecales en la obra. La Plataforma Gasolinera NO denunció el caso en Salud.