Ha sido presentado el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Rute, que vendrá a sustituir al existente, que data de 2010. Según el alcalde de Rute y presidente de Diputación, Antonio Ruiz, para la redacción de este nuevo documento ha sido fundamental contar con las asociaciones, con la comunidad escolar o con el centro de salud, entre otros colectivos. Se trata de un plan que fija las directrices de «cómo se organizan temas como el tráfico, los peatones o la accesibilidad en el municipio, dentro de una movilidad que debe ser moderna y sostenible».

En la redacción del plan ha intervenido la empresa Infraestructuras y Territorios, su responsable, Indalecio de la Lastra, ha propuesto grandes ejes peatonales, que conecten los barrios alto y bajo de Rute, a través de calles como Chorreadero, Constitución o Granada. Esta prioridad del uso peatonal de las calles afectaría a muchas más, que deben ampliar los acerados y otros espacios de uso peatonal.

En cuanto al tráfico, el plan contempla la creación de grandes aparcamientos ciudad, como en las zonas de Canalejas y Huerta la Victoria, desde donde realizar ya los desplazamientos a pie. En cuanto a las rondas de circunvalación, la propuesta pasa por convertirlas en una sola dirección, y la travesía de la A-331 incluiría la ampliación de acerados y eliminación de arcenes.

El proyecto ha costado 14.000 euros, aportados en su mayoría por la Diputación, como recordó el delegado de Programas Europeos y Administración, Víctor Montoro, quien valoró la actualización del plan de movilidad, porque será crucial para el desarrollo y el diseño de Rute en el futuro. Para finalizar, Antonio Ruiz lo dijo: «Hay que cambiar el chip», reduciendo los desplazamientos en coche, frente a los que se hagan a pie, en bicicleta o en transporte colectivo.