El Ayuntamiento de Lucena, aprovechando las vacaciones escolares, está desarrollando un programa especial de actuaciones de reforma y mantenimiento en los centros educativos de la ciudad, de cara al nuevo curso académico. Este verano, los habituales trabajos de reparación de elementos de fontanería, electricidad y de pintura en cada colegio se completan con obras de mayor envergadura orientadas a subsanar algunas de las necesidades consensuadas entre la concejalía de Educación y las comunidades educativas. Con cargo a la partida presupuestaria municipal de reposición de colegios, se lleva a cabo la eliminación de las barreras arquitectónicas en el CEIP Barahona de Soto, donde se construye una rampa de acceso al patio de recreo para salvar la diferencia de cota entre ambos espacios del colegio. En esta ocasión, el coste de la actuación asciende a 10.450 euros.

En el CEIP San José de Calasanz las obras se localizan en el vestíbulo y el presupuesto de ejecución se eleva, en este caso, a 10.975 euros. Por otro lado, el Ayuntamiento lucentino afronta este verano la instalación de siete nuevos equipos de aire acondicionado en el CEIP El Valle, y en CEIP Genil, de Jauja, las reformas se han localizado en los aseos.