La patronal agraria Asaja ha pedido a la Unión Europea la "paralización inmediata" del Programa de Recuperación del Lobo Ibérico en Andalucía ante el "malestar" de hasta trece ayuntamientos de la provincia de Córdoba que demandan que se "suspendan las actuaciones y actividades" del mismo.

El secretario general de Asaja de Córdoba, Rafael Navas, ha explicado en una nota que en su reciente intervención ante el Parlamento Europeo señaló la presencia del lobo es "incompatible con la actividad ganadera" y supone un "gravísimo perjuicio para las explotaciones cinegéticas que son las que generan riqueza, empleo y mantiene la población en esos pueblos".

Además, ha destacado la importancia de la dehesa que la mantiene la "ganadería junto al hombre", por lo que "si el lobo acaba con la ganadería", se pondrá en "grave riesgo la dehesa" e "iría en contra" la ley andaluza para conservación de este espacio natural de Sierra Morena.

Navas ha informado de que el programa de recuperación del lobo en Andalucía contempla, entre las 41 medidas que recoge, el "reforzamiento de la población de lobos", lo que supone, a su juicio, la suelta de lobos en las sierras y dehesas andaluzas, y que el Life sea "el paso previo para justificar esa actuación".

En este sentido, ha recordado que la Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo en España, aprobada en Conferencia sectorial en 2005, recomienda la "gestión y control de los lobos" y que su presencia "no es razonable en ciertas zonas ganaderas".

La patronal también ha cuestionado la gestión del proyecto Life "El Lobo en Andalucía: Cambiando Actitudes" ya que los socios del mismo "no representan ni a los propietarios rurales, ni a los ganaderos, ni a los productores de caza".