El Pleno del Ayuntamiento de Puente Genil ha aprobado la modificación de las ordenanzas fiscales para el 2019, manteniéndose la presión fiscal, que congelará las principales tasas e impuestos. Las variaciones que el equipo de Gobierno llevó a la sesión son la derogación de algunas ordenanzas fiscales que ya no se prestan por parte de la institución local, como la tasa por asistencia y estancia en la residencia municipal o la correspondiente a la prestación del servicio de recepción y tratamiento de residuos de construcción y demolición.

Además, el Ayuntamiento quiere ajustarse a nuevas normativas mediante la adaptación de los contenidos de las mismas, como ocurre en la modificación del precio público aplicable a las visitas turísticas o la remodelación en el precio público para espectáculos. Cada evento de carácter público tendrá un precio determinado en función de un estudio económico previo y sobre el que se tomará una decisión en la junta de gobierno local.

El ejecutivo local también planteó el cambio del régimen jurídico de tasa a precio público en el alquiler de pistas deportivas y práctica de actividades físicas, puesto que ello permitirá establecer bonificaciones con carácter social, cultural y económico, y las compulsas que se presenten para trámites internos del Consistorio quedarán exentas del pago de la tasa.

En el apartado de mociones, los votos del PP e IU valieron, junto a la abstención del PSOE, para pedir a la Junta de Andalucía que lleve a cabo aquellas acciones necesarias para acabar con el pago por el uso de los aparcamientos en los hospitales andaluces. Asimismo, también se aprobó por unanimidad una moción conjunta relacionada con los problemas que la implantación de la administración electrónica está ocasionando entre aquellos colectivos afectados por la brecha digital. El Pleno aprobó exigir a la Diputación y a Hacienda Local que las comunicaciones para los contribuyentes sin acceso a internet o telefonía móvil sigan recibiendo los avisos de cobro por correo ordinario.