El complejo proceso para alcanzar la remunicipalización del servicio de aguas en Priego y la constatación de que el modelo actual no es válido para la gestión de un bien considerado como un derecho fundamental fueron dos de las principales conclusiones del acto organizado el pasado viernes por el grupo ciudadano Priego, Agua y Desarrollo.

Como preámbulo a la mesa redonda en la que se analizaron los costes que esta gestión mixta está suponiendo tanto para para los residentes en la localidad como para las arcas municipales, así como las actuaciones que se están llevando a cabo para la demandada remunicipalización, se proyectó el documental ¿Trileros del agua?, dirigido por Ricardo Gamazo, que fue el encargado de introducir este alegato al periodismo de investigación donde se reflejaba a las claras el «cautiverio» de los consumidores frente a este «auténtico monopolio».

El propio Gamazo fue muy crítico con las actitudes «mafiosas» de las multinacionales que controlan este servicio en un importante número de municipios, no pasando por alto el estigma social que hay detrás de los cortes de suministro e incluso el miedo a denunciar estas situaciones en un trabajo cuyo estreno provocó un incendio mediático.

Tras la proyección del documental tuvo lugar una mesa redonda en la que, junto a dos miembros del grupo Priego, Agua y Desarrollo, tomaron parte representantes de los grupos políticos Andalucistas Priego, Participa Priego e Izquierda Unida, así como el propio Ricardo Gamazo, que analizaron algunas de las consecuencias del actual modelo de gestión del ciclo integral del agua en la localidad, así como las actuaciones que se están realizando para conseguir la tan deseada remunicipalización.