Unos 800 agentes de la Guardia Civil constituirán el contingente que, desde distintas áreas, velará este año por la seguridad en el campo durante la campaña de recolección de aceituna. Ese es uno de los datos aportados por Juan Carretero, teniente coronel jefe de la Comandancia de Córdoba, que ha participado junto a la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, y el delegado de Agricultura de la Junta, Francisco Zurera, en la comparecencia para explicar los detalles de la presente campaña que ahora se pone en marcha.

Previamente se ha celebrado una reunión en la que han participado todas las organizaciones agrarias y algunas empresariales para perfilar cómo se va a desarrollar la campaña y para aportar algunos consejos para minimizar daños. Entre estos últimos, Valenzuela destacó el uso de la aplicación Alertcops, que permite informar en tiempo real a las fuerzas de seguridad en caso de robo o de cualquier otro delito. El objetivo que se persigue es no solo reducir el número de delitos sino también aumentar la sensación de seguridad de los agricultores y ganaderos.

Destacó la subdelegada la importancia de la colaboración entre fuerzas y con las organizaciones agrarias y administraciones para seguir reduciendo los delitos, pues gracias a dichos esfuerzos se ha reducido un 20% el número de infracciones penales y un 48% lo hechos denunciados en la campaña de la aceituna.

Durante el año pasado, ha explicado Carretero, se llevaron a cabo 7.300 patrullas de servicio relacionados con esta materia y se efectuaron 1.550 identificaciones.