Tarifas reducidas en horario comercial durante las tardes y uso gratuito para estacionamientos de corta duración. Esas son dos de las medidas que ha planteado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Montilla para tratar de mejorar la gestión de los dos aparcamientos subterráneos de carácter público de la localidad: el de la plaza de La Rosa y el de la Casa de la Juventud.

El concejal de Comercio, Manuel Carmona, explicó ayer los detalles de la propuesta que, según sus palabras, pretende "dar respuesta a las demandas de los comerciantes". Para ello, el documento de trabajo que ya se ha presentado a los grupos de la oposición plantea unificar la gestión de los dos aparcamientos, aprovechando el vencimiento del contrato de explotación del parking de la plaza de La Rosa, que desde 2005 estaba encomendada a la firma Estacionamientos y Servicios, perteneciente al grupo Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

"La concesión del aparcamiento de la plaza de La Rosa ha concluido, mientras que el de la Casa de la Juventud funciona sin ningún tipo de control, de ahí la necesidad de buscar un modelo homogéneo", defendió el edil.

En ese sentido, el equipo de gobierno baraja la gestión privada de las dos zonas de parking, lo que obligaría a aplicar tarifas para los usuarios. "De esta forma se pretende acabar con prácticas que se vienen detectando en la Casa de la Juventud, donde se usan las plazas de aparcamiento público como cocheras", apuntó Carmona quien, acerca de la propuesta del PP --que aboga por el uso gratuito-- resaltó que "un servicio público no es sinónimo de gratuidad" y rechazó que "se haga pagar" por ello a ciudadanos que no hacen uso de él".