El Juzgado de lo Social número dos de Córdoba ha condenado a la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa) a pagar una multa de 626 euros a UGT, en concepto de daños y perjuicios morales, por la retirada y rotura de dos pancartas reivindicativas que afiliados de dicho sindicato habían colocado en la valla de acceso al recinto del almacén de residuos radiactivos de baja y media actividad de El Cabril. Según ha informado UGT, en la sentencia, que aún no es firme, el magistrado considera que este hecho supone una "clara vulneración del derecho a la libertad sindical" y declara la nulidad de dicha actuación.