La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas, todas de nacionalidad rumana y residentes en la provincia de Sevilla, acusadas de robar 10.679 kilogramos de aceituna de varias fincas de la Sierra Sur sevillana y de Córdoba que ya han sido entregadas a sus dueños.

Los detenidos, que han sido puestos a disposición judicial acusados de un delito de hurto continuado, estaban "perfectamente organizados" para cometer los robos, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Los agentes de la Guardia Civil del Equipo Roca de Estepa (Sevilla), que investigan a otras cinco personas más por los robos, todas ellas rumanas, pudieron realizar las detenciones y recuperar las aceitunas dentro de la campaña especial olivarera 2015-2016, desarrollada entre noviembre y diciembre pasados.

Desde el inicio de su investigación, la Guardia Civil constató que los delitos de hurto, ocho en la provincia de Sevilla y uno en la de Córdoba, eran ejecutados por un grupo de personas perfectamente organizadas.

Uno de los detenidos se encargaba de localizar la finca objeto del hurto y, posteriormente, el resto sustraía las aceitunas cuando el terreno estaba menos vigilado.

Una vez recogidas las aceitunas, para lo cual incluso arrancaban ramas enteras de los olivos, las cargaban en vehículos y se dirigían a los puntos de venta.

Tras las primeras investigaciones, los guardias localizaron a un grupo de personas de nacionalidad rumana, residentes en una localidad de la Sierra Sur Sevillana, como posibles autores de los robos.

Después de obtener estos datos, los agentes establecieron un dispositivo compuesto por agentes del Equipo Roca de Estepa con apoyo de patrullas territoriales y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Sevilla.

Como resultado de este dispositivo, se localizaron cuatro furgonetas ocupadas por los sospechosos que transportan aceitunas procedentes de hurtos cometidos en la localidad de Santaella (Córdoba) y en Herrera (Sevilla).

Una vez comprobada la procedencia ilegal de la mercancía, los agentes detuvieron a V.M., de 24 años; V.M., de 21 años; M.A.G., de 23 años, y A.I.A. de la misma edad, todos vecinos de Pedrera (Sevilla), que han sido puestos a disposición judicial.

Asimismo, están siendo investigados por los mismos hechos M.S., de 35 años; C.M.C., de 23 años; C.I., de 19 años; I.D. de la misma edad; y F.S.T. de 20 años, vecinos de Casariche y Pedrera.