El equipo de arqueólogos que trabaja en el recinto aristocrático palacial ibérico del Cerro de la Merced, junto con personal especializado en movimiento de grandes bloques de piedra de la empresa Espinar e Hijos de Cabra ha embalado un gran sillar de piedra de más de 450 kilos de peso hallado en las excavaciones y lo ha trasladado al Museo Arqueológico de Cabra, según informó ayer la delegación municipal de Patrimonio y Cultura.

Tras evaluar con diferentes especialistas las posibilidades de protección o traslado de una pieza de tal envergadura y peso, y tras documentar con todo detalle su contexto arqueológico, se ha decidido depositarlo en el museo, donde se expondrá tras su restauración y estudio.

Dado que es imposible acceder con maquinaria a la cima del Cerro de la Merced, la operación se ha realizado por medios manuales, tras proteger y embalar la pieza para asegurar su integridad durante el proceso de traslado, en el que fue necesario cortar momentáneamente al tráfico el acceso al museo.

Se trata de un gran sillar de piedra tallado con relieves fitomorfos ornamentales de gran calidad, un tipo muy raramente documentado en un contexto arqueológico controlado, lo que multiplica su valor histórico. Probablemente pertenecía a un gran monumento anterior al recinto hoy visible.