Tres miembros de la Policía Local ratificaron ayer en el juzgado número 1 de Pozoblanco la denuncia que interpusieron en el mes de marzo de 2015 contra el ex alcalde Pablo Carrillo (PSOE) por presunta prevaricación al no tramitar, según afirman, expedientes sancionadores de tráfico y detracción de puntos en esas denuncias y presunta malversación de fondos públicos por "pagar una serie de conceptos que no se dan a una serie de funcionarios en el Ayuntamiento", conceptos que no especificaron a la prensa . Los denunciantes, que eran los delegados sindicales en aquella fecha, señalaron que "esos conceptos" se conocerán en el juicio que por lo penal se celebrará en Córdoba. Los hechos se produjeron entre 2011 y 2015, durante el periodo en el que Pablo Carrillo fue alcalde.