Los ayuntamientos cordobeses recibirán 832.831,86 euros por parte de la Diputación, procedentes de la liquidación del Consorcio de Recaudación --antecedente del Instituto de Cooperación con la Hacienda Local--, cuya disolución fue acordada a finales de 1990, pero que no llegó a liquidarse.

Así lo anunció ayer Salvador Fuentes, quien indicó que este Consorcio de Recaudación designó una comisión liquidadora pero ésta, tras celebrar varias sesiones, "no adoptó acuerdo, con lo cual el Consorcio quedó disuelto pero no liquidado, quedando varias cuentas en diversas entidades bancarias con saldos disponibles".

Así, los ayuntamientos recibirán ahora en proporción al cargo que hicieron en su día, "se devuelve todo en función de lo que recaudó cada ayuntamiento", dijo el vicepresidente de la Diputación, quien adelantó que estas cuotas "se abonarán durante el mes de mayo